martes 24 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Economía

Sergio Massa y las principales definiciones de la economía del 2023

El ministro de Economía Sergio Massa brindó importantes detalles de la política económica que desarrollará el gobierno en el 2023.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En en el tradicional brindis de fin de año en el que participó AHORA en el Salón Padilla del 5to piso del Palacio de Hacienda, el ministro de Economía junto a sus principales colaboradores, dio detalles de las principales medidas que tomará el gobierno para mantener el nivel de actividad y reactivar el consumo en el próximo año. "Les recomiendo a los periodistas que se tomen vacaciones recién en la segunda quincena de febrero, porque enero y la primera quincena de febrero van a ser meses con muchas novedades económicas", anunció Massa al comienzo de su locución.

image.png

La variable inflacionaria es la que, según Massa, pone o no competitivo al Frente de Todos en las presidenciales del 2023. En una serie de reuniones entre integrantes del Frente de Todos, en las que participan por ejemplo los equipos del ministro y Axel Kicillof, los precios y cómo recomponer ingresos son casi los temas mas centrales que se discuten y allí es donde Massa tiene la idea de que el poder adquisitivo le vaya ganando a una inflación que se observa a la baja.

Orden político dentro del Frente de Todos

En el Ministerio de Economía consideran que desde la salida de Martín Guzmán, se pasó de "casi caerse al precipicio a articular políticamente con otros sectores del Frente de Todos". Esto permitió, según cuentan desde el entorno de Massa, el inicio de un proceso integral de estabilización económica con corazón en la política. En paralelo, otro factor que el ministro pesa como importante es la articulación que hoy Hacienda tiene con organismos como AFIP, Aduanas y las secretarías de Industria y Agricultura.

"Se recuperó poder político, se ordenó el nexo con el campo y se logró mejorar el escenario micro y macro", explican quienes conocen al ministro. Fuentes consultaron acerca de una preocupación por la brecha entre el dólar oficial y el blue. "No, se va a ir desinflando", aseguraron en Hacienda y el BCRA, donde tienen como meta llevar ese gap a "un 60 o 70% en poco tiempo".

image.png

Con la mira puesta en la inflación

"El deadline principal era bajar la inflación", afirman en el ministerio de Economía, graficando que la desaceleración del 7,4 por ciento de julio al 4,9 actual es la meta central del programa de estabilización.

"La inercia bajó bastante", aseguran en su entorno y garantizan que en el verano la desaceleración seguirá. Lo que Massa resalta es que el acuerdo de no subir ningún precio de la economía más de 4 puntos mensuales, corrió del eje la idea de una inflación general que se había acostumbrado a un 6 o un 7 por ciento.

En el sector privado ponen el ojo en saber qué pasará cuando ese cuatro de aumento empiece a superar por mucho al precio de los bienes en góndola que están congelados en Precios Justos, hasta marzo. Lo cierto es que el Gobierno cree que los acuerdos de precios durarán todo lo que tengan que durar, sobre todo en un 2023 muy cargado políticamente.

image.png

El Gobierno definirá la ley para compensar el fallo de la Corte Suprema

El Gobierno terminará en los próximos días de definir la letra chica del proyecto de ley que enviará al Congreso para compensar al Tesoro por los fondos extra que deberá enviar a la Ciudad de Buenos Aires como consecuencia del fallo de la Corte Suprema de Justicia.

Dentro del Gobierno se estima que se deberían recaudar de manera adicional unos $200.000 millones para esa compensación. Para conseguirlo, el Poder Ejecutivo evalúa dos caminos: una suba de la alícuota que paga el juego online y extender a todo el país el pago de un impuesto a los intereses cobrados por los bancos por sus tenencias de Leliq, una medida que actualmente rige en la Ciudad de Buenos Aires y que un grupo de provincias ya aplicaban con anterioridad.

Según aseguraron fuentes oficiales, para las Leliq se establecería un “impuesto temporal”, y tomarían como ejemplo el caso del tributo especial que se cobró en 2016 a las ganancias provenientes de operaciones de dólar futuro.

La administración porteña había implementado una alícuota del 8% de Ingresos Brutos en las intereses que cobraran las entidades financieras por contar con las letras del Banco Central, como parte de un paquete de medidas para compensar el recorte de coparticipación que decidió la Casa Rosada a mediados de 2020 para incrementar la tajada hacia la Provincia de Buenos Aires. En ese paquete, además de recorte de gastos, la Ciudad comenzó a cobrar una alícuota al gasto con tarjetas de crédito.

Para el caso del impuesto al juego online, la idea del Ejecutivo es incrementar las alícuotas actuales, que van desde un rango de 2,5% para operadores residentes en el país y se extiende hasta el 15% para los residentes en países de baja o nula tributación.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar