miércoles 28 de septiembre de 2022
Ahora Mar Del Plata

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Economía

Tasa de interés vs la inflación: ¿conviene el plazo fijo?

El BCRA volvió a subir las tasas de interés por tercera vez en los últimos dos meses. ¿Qué significan estos valores y que conviene hacer de cara a la inflación?

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
20 de septiembre de 2022 - 15:52

A fines de la semana pasada, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) elevó la tasa de interés unos 550 puntos básicos, que pasó del 69,5% al 75% nominal anual. De esta forma, los plazos fijos, las tasas de interés para créditos y otros costos de financiamiento en pesos pasan a rendir más, aunque haya que considerar también los efectos que la inflación tiene sobre esos rendimientos.

Esta suba de intereses más reciente fue la tercera que efectuó el BCRA en los últimos dos meses. El 28 de julio la subió 800 puntos básicos las tasas de las Letras de Liquidez (Leliq), que paso del 52% al 60% anual, mientras que el 11 se subió la tasa 950 puntos, llevándola al 69,5% anual.

Según fuentes del BCRA, esta nueva medida tiene como objetivo normalizar la estructuras de las tasas de interés activas y pasivas de la economía para acercarlas a un terreno positivo en términos reales, frenar la inercia de los precios, consolidar la estabilidad financiera, cambiaria y las altas cifras de acumulación de reservas que se vienen alcanzando en la última semana.

image.png
Para luchar contra la inflación, el BCRA volvió a subir las tasas de interés.

Para luchar contra la inflación, el BCRA volvió a subir las tasas de interés.

Así pues, en una medida que busca ganarle a la inflación, que es en la que va del año hasta agosto del 78,5%, las tasas de referencia alcanzan su nivel más alto desde el 3 de octubre de 2019. Además, se espera reducir las expectativas inflacionarias y devaluatorias de acá en adelante.

Una dato a tener en cuenta es que, al renovar mes a mes el plazo fijo y los intereses ganados durante un año, en lo que se llama la tasa efectiva anual (TNA), los rendimientos serían del 107,4%. Sin embargo, según explica el economista Charlie Bilello, “la Argentina aumentó las tasas en otros 550 puntos básicos al 75%. Todavía por debajo de su tasa de inflación del 78,5%”. Esto quiere decir las tasas siguen detrás de la inflación y, por ende, siguen siendo negativas en términos reales.

Para poner estos números en un contexto internacional, la Argentina posee las tasas de interés más altas, bastante alejada de los demás, pues solo Brasil (13,75%), Chile (13%) y Turquía (10,75%) tienen tasas de interés de dos dígitos.

Por otro lado, exceptuando a Turquía (80,2%), nuestro país tiene la inflación más alta. Asimismo, solo República Checa (17,2%), Polonia (16,1%), Rusia (14,3%), Chile (14,1%) y Colombia (10,8%) alcanzan una tasa de inflación de doble digito.

image.png
Miguel Ángel Pesce, presidente del BCRA. 

Miguel Ángel Pesce, presidente del BCRA.

Sin embargo, Bilello señala que al tomar en cuenta la inflación de cada país en el último año, la Argentina tiene una tasa real negativa de 3,5% anual, cifra similar a la de Chile, Corea del Sur y Australia. De esta manera, se puede rescatar quizá que hoy por hoy la rentabilidad del sistema financiero argentino sea menos negativa que la de otras naciones más desarrolladas, como Dinamarca o Suecia, con tasas reales negativas del 9%. O también de la misma Turquía, cuyas tasas reales negativas saltan al 67,2%.

Sobre este respecto, el economista Leandro Ziccarelli explicó: “la inflación que tiene Argentina es una inflación muy inercial. Entonces para cortar un fenómeno como la inercia, necesitas primero un programa económico que no lo tenés -o es el del Fondo-, pero recién ahora se ve un equipo económico comprometido con cumplir las metas de alguna forma, incluso haciendo trampa."

"Suponiendo que se pueda usar el acuerdo con el Fondo como ancla estructural ¿vamos a ese programa, lo vamos a cumplir, nos muestran bien cómo van a llegar a los números, se cree, es confiable? Ahí tenés la primera parte, que es el programa para bajar la inflación. Es así, nadie bajó la inflación sin programa económico. Hay ejemplos, pero no fue sustentable en el tiempo, eran situaciones políticas muy particulares”, agregó el economista.

“Aparte del programa para combatir la inercia, que es el principal problema que tenemos hoy de inflación, necesitas anclas, anclas nominales. El ancla por excelencia es el tipo de cambio y yo no veo que en el corto plazo puedas anclar el tipo de cambio. Así que si eso no se hace, si no hay un plan de estabilización con ancla nominal firme y un programa creíble, no veo que vayamos a bajar fuertemente la inflación. Pero para anclar tenés que hacer una devaluación primero”, concluyó Ziccarelli.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar