Este martes Ecuador entra en su cuarto día de estado de excepción, que decretó el presidente, Guillermo Lasso, por la " grave conmoción interna" en algunas zonas del país. En determinadas provincias se registraron fuertes enfrentamientos y cortes de accesos en medio del "Paro Nacional", una protesta que ya lleva más de una semana.

El estado de excepción fue decretado el pasado viernes para las provincias de Cotopaxi y Pichincha, pero el lunes también se incluyeron a las provincias de Imbabura, Chimborazo, Pastaza y Tungurahua, como respuesta a la gran movilización nacional que promovió la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) en contra del Gobierno.

Durante su discurso del viernes, Lasso aseguró que convocó al diálogo "y la respuesta fue más violencia". "No hay intención de buscar soluciones. Dicen que luchan por el costo de la vida, pero cierran carreteras que provocan escasez, alza de precios y especulación. Dicen que quieren mejorar los servicios de salud, pero impiden el paso de ambulancias poniendo en riesgo de muerte a nuestros hermanos enfermos”, dijo.

Según el mandatario, se vio obligado a declarar el estado de excepción en Ecuador para "defender la capital y defender el país". “Hay gente buena que está marchando para reclamar causas justas. Demandas que todavía no hemos podido atender”, agregó el presidente.

https://twitter.com/LassoGuillermo/status/1539289973811208195

Protestas en Ecuador

Los principales reclamos de las movilizaciones son despertados por: el alto precio de los combustibles, el elevado nivel de desempleo, la falta de regulación a los productos agropecuarios y la falta de respuesta contra el crimen.

La dirigencia de la CONAIE anunció el viernes que mantendrá el paro y aseguró que su movilización "no tiene tintes vandálicos". Leonidas Iza, presidente de la organización, dijo que no aceptaría un diálogo sin resultados posibles y aseguró que, si no hay respuestas de parte del Gobierno a sus pedidos, movilizaría sus bases indígenas a la capital de Ecuador, Quito.

Quito vivió enfrentamientos entre la policía y los manifestantes el pasado viernes por la noche, en la Plaza de Santo Domingo.

image.png

Respuestas del Gobierno a los pedidos de CONAIE

En pleno debate del conflicto, el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, publicó en su cuenta de Twitter una serie de respuestas de su gestión a los reclamos de las movilizaciones. "Con transparencia y total compromiso con los ecuatorianos, presento cada una de las acciones tomadas como Gobierno a los puntos manifestados por la CONAIE", publicó.

https://twitter.com/LassoGuillermo/status/1539096747510841344

En respuesta al pedido de reducción del precio de los combustibles y congelar el Diésel a 1.50 dólares y la gasolina Extra y Ecopaís a 2.10 dólares, el Gobierno decretó el congelamiento del precio del Diésel a 1.90 dólares y el Extra y Ecopaís a 2.55 dólares. También aseguraron que no habrá aumentos y que se mantendrá el precio del gas doméstico.

Con respecto al pedido de alivio económico para más de 4 millones de familias con la moratoria de un año como mínimo y la renegociación de deudas con reducción de tasas de interés, el Gobierno dispuso que el Banco de Ecuador condone todos los créditos vencidos hasta 3.000 dólares.

Al mismo tiempo se reducirán las tasas del 10% al 5% para los créditos que sean de hasta 3.000 dólares que estén vigentes y "se incrementará a 100 millones de dólares para créditos del 1% de interés hasta 30 años plazo". También habrá nuevas lineas de crédito para productores.

Las medidas también incluyen inversión en educación intercultural bilingüe, trabajar para controlar los precios y evitar especulación y declarar en emergencia el sistema de Salud Pública para "gestionar de manera más ágil los recursos para compra de medicinas e insumos".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate