Cerca de la mitad de los y las trabajadores de la hotelería y la gastronomía de Mar del Plata se encuentra por debajo de la línea de pobreza, de acuerdo un relevamiento realizado por el Grupo de Estudios Marítimos y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) y la Agrupación Hotelera y Gastronómica 25 de Mayo para conocer la situación laboral del sector en el marco del aislamiento y de cara a la temporada de verano.

Mediante una encuesta virtual, anónima y confidencial, el estudio técnico evaluó en las últimas semanas la realidad laboral, contractual, económica y social de más de 530 trabajadores del rubro en la ciudad, de los cuales el 56% tiene a su cargo familiares y para el 92% la ocupación hotelera y gastronómica es su principal actividad.

De las preguntas realizadas se desprende que el 29,7% de la muestra se encuentra desempleado o sin cobrar su sueldo. La desocupación, en este caso, afecta con mayor fuerza a las mujeres, en una ciudad que continúa liderando los índices nacionales de desempleo.

Si se tienen en cuenta los indicadores del INDEC, donde la canasta básica individual se estableció en $18.000, de los resultados se desprende que actualmente el 43% de los trabajadores hoteleros y gastronómicos están por debajo de la línea de la pobreza.

Con respecto a la cuestión salarial, lo primero a resaltar es que del total de encuestados ninguno manifiesta haber percibido un incremento desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Asimismo, mientras que por un lado aumentó la cantidad de trabajadores que cobran menos de $25.000, por otro se redujo el número de personas que cobran más de $25.000.

Por otro lado, solo el 10% de los trabajadores está cobrando su sueldo únicamente con fondos de la empresa. Dentro del grupo de trabajadores que previo al ASPO percibían propina, el 55% afirma no estar recibiéndola, sumado a un 33% que está percibiendo menos propina que antes.

A todos aquellos entrevistados que están con reducción salarial o desocupados, se les consultó cuáles fueron las estrategias que desarrollaron en este tiempo para poder solventarse: el 84% tuvo que gastar sus ahorros, el 59% realizó changas o el 55% tuvo que pedir préstamos a un familiar o financiera. Un conjunto de estrategias que muestran la difícil situación económica que están atravesando los trabajadores del sector.

Por último, los trabajadores temporarios, en su mayoría, se encuentran preocupados por su futuro ya que solo se habilitará el 50% de la capacidad de los establecimientos, como se anunció para esta temporada.

Comentá y expresate