Sol Péreznunca pasa desapercibida. Sus miles de seguidores en las redes suelen cuestionar sus sensuales poses y sus microtangas.

Instalada en Mar del Plata, Sol disfrutó de una tarde en la playa, pero tuvo un inconveniente. Se sentó sobre una ojota que le dejó marcada la cola.

Divertida con la situación, Sol no tardó en publicar una foto de su cola con la leyenda MM y el dibujo de un corazón en uno de sus glúteos: “Me senté arriba de una ojota, así me quedo el Toto”,escribió en su cuenta de Instagram.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Me senté arriba de una ojota, así me quedo el Toto ♀️♀️

Una publicación compartida por Solci Perez #lachicadelclima (@lasobrideperez) el

Comentá y expresate