Por Juan Pablo Fioriti

La sobremesa se había extendido entre tragos, música y anécdotas. La noche transcurría en un clima de fiesta en la casa del barrio Los Troncos cuando comenzaron a sonar los primeros acordes de una guitarra y los tres se pusieron a cantar. Hasta que cerca de las dos de la mañana un vecino se quejó de los ruidos molestos. Pero no se la dejaron pasar: salieron a la vereda y, antes de continuar la noche en un boliche de Constitución, improvisaron un villancico dedicado al vecino. “Al otro día un trapito me preguntó asombrado: ‘¿Vos estabas ayer a la madrugada cantando en la calle con Diego Torres y Luciano Pereyra?’”.

El que cuenta la anécdota es el músico y abogado Teddy Fernández Fiks, autor de grandes éxitos de Diego Torres y quien compartió con los dos artistas esa noche de verano en Mar del Plata que define como inolvidable. “El vecino algún día se va a enterar que echó nada más y nada menos que a Diego Torres y Luciano Pereyra”, dice entre risas.

Teddy nació en Buenos Aires pero se define como un marplatense por adopción. Su familia se vino a vivir a la ciudad cuando él tenía un año. El primer contacto con la música lo tuvo en cuarto grado de la escuela N° 10. Formó Los Dinosaurios, una banda de rock integrada por tres compañeros del colegio. “Yo siempre andaba con mi guitarrita para todos lados. La música fue parte de mi vida desde chico”, cuenta.

Nunca abandonó los libros. Cuando terminó el secundario, no lo dudó: se anotó en la Facultad de Derecho. “Mientras estudiaba, tocaba en pubs todos los fines de semana. Era bastante conocido en ese momento en Mar del Plata”, recuerda.

Se recibió de abogado en 1985 y lo festejó a lo grande: dio un recital en el teatro Auditorium. “Fue un show muy lindo, fue mucha gente. Yo daba clases en colegios secundarios y se llenó de alumnos”, rememora.

En su juventud formó parte de La Troupe, un recordado grupo de abogados y jueces marplatenses. “Nos divertíamos mucho. Yo era la banda sonora de La Troupe. Fue una época maravillosa. Con mi amigo Alfredo Deleonardis, que ahora es juez, componíamos letras graciosas, con alguna inclinación histriónica. Marcelo Savioli tocaba la batería y también integraban el grupo Marcelo Madina y Gonzalo Castro Martínez, entre otros. Fue una época maravillosa”, recuerda.

En la década del 90’ Teddy conoció a Diego Torres. Se lo presentó Alfredo Jozami, compañero de la Facultad y cuñado del cantante. “Pegamos onda de entrada -confiesa-. En ese momento Diego estaba todavía en la banda del Golden Rocket y no había sacado ningún disco. Se enganchó mucho con mi música. Creo que tuve que ver bastante con su decisión de experimentar en el mundo de la música”. Se hicieron amigos y Teddy tocó de invitado cada vez que el cantante se presentó en Mar del Plata.

En Luna Nueva, el tercer disco de Diego Torres que vendió más de 400 mil copias en Latinoamérica y España, el artista incluyó una canción que compuso Teddy, “Sé que hay algo más”. Un hit que sonó en todas las radios y que el cantante presentó en 1997 en Videomatch, el programa más visto del país. “Ese tema se lo había hecho a mi hijo que estaba por nacer con una letra en inglés que decía ‘estoy muy bien en casa con vos esperando que llegue el niño’. A Diego le gustó mucho la cancióny la empezó a tararear, pero le introdujo un cambio en la letra: ‘Yo sé que volverás’. Esa frase no tenía mucho que ver con el nacimiento de mi hijo y por eso le adapté la letra al estribillo”, explica.

Embed

Teddy habla con Ahora Mar del Plata a través de una videollamada de WhatsApp que atiende mientras camina por la calle. Al llegar a una esquina, se frena y empieza a tararear la canción como si estuviera arriba de un escenario: “Yo sé que volverás/Yo sé que hay algo más”. Enseguida, se ríe de la interpretación que le dieron los fans al tema. “Mucha gente me preguntaba ‘¿a quién le hiciste esa canción?’. En realidad fue una adaptación obligada. Ese fue el primer tema que compuse para Diego. A mí me gusta decir que los temas no son míos, la obra es universal”, sostiene.

Uno de los recitales más recordados fue en La Subasta durante una presentación de Teddy en la que Diego Torres estuvo de invitado. “Subió al escenario a tocar un par de canciones, pero al final se quedó casi todo el show”, recuerda. Fue en ese recital donde tras cantar juntos el tema “Sé que hay algo más”, Diego Torres tomó el micrófono y se deshizo en elogios para Teddy: “Es una persona que quiero mucho, alguien muy especial. Es un gran artista, un gran compositor y para mí es un placer poder hacer cosas con él y llevárselas a un montón de gente fuera de esta ciudad. Es alguien que ama la música de verdad, que la lleva adentro”.

Embed

En 1999 Diego Torres lanzó su cuarto disco con 13 canciones y dos de ellas fueron compuestas por Teddy: “Tal cual es” -el título del álbum lleva el mismo nombre del tema- y “Vuelve a mí”.

La relación se afianzó tanto que viajaron a España para grabar la canción “Tal cual es” con Ketama, un grupo gitano español de flamenco-fusión. “Fue una linda experiencia -recuerda-. Hicimos un par de shows juntos en Madrid. Ketama sigue tocando algunas canciones mías”.

Embed

En 2001, Diego Torres sacó su quinto disco, “Un mundo diferente”. El bonus track es “A través del tiempo”, una canción que Teddy le hizo a Fernando Olmedo, el hijo del Negro Olmedo, que murió en un accidente de tránsito en el que también falleció el cantante cuartetero El Potro Rodrigo.

En total, Teddy compuso nueve canciones para Diego Torres. “Yo no suelo cantar mucho los temas míos que canta Diego, sólo algunos. Hay cuestiones personales con la música que a veces uno se enamora o se encariña con algunas canciones y con otras particularmente no. Generalmente ahora en mis repertorios casi no las incluyo, pero son canciones universales”, dice.

Teddy define a Diego Torres como un artista carismático, divertido, creativo y con “muy buena” voz. “Lo admiro mucho -remarca-. Hablamos frecuentemente, tenemos una buena relación. Está muy ocupado, pero consulta cosas, yo también le consulto y charlamos. Lo conozco hace muchísimos años y somos amigos. Diego paraba en mi casa, íbamos a jugar al fútbol, nos divertíamos y tocábamos música”.

Teddy cuenta que tienen un proyecto de hacer un disco juntos. “Hay cosas que siempre están pendientes. Hay muchos temas míos que a Diego le gustan, pero que yo nunca se los terminé de ceder. Va a terminar saliendo algo interesante en algún momento”.

diego torres 3.jpg

Dice que tiene “millones de anécdotas” con Diego Torres. “Gracias a él conocí a varios famosos”, cuenta. Y menciona al pasar la noche que compartió una salida con Ricardo Darín.

Teddy tiene 58 años y una larga trayectoria como abogado penalista. En los pasillos de Tribunales lo definen como “una mente brillante”. Fue el abogado de Uby Sacco, campeón mundial de boxeo. “Me cansé de defenderlo. Lo quise mucho, era una gran persona, más allá de los problemas que tenía. Su muerte fue una pérdida grande”.

También dio clases de Derecho Constitucional en la Facultad y fue abogado de Sobremonte, el boliche de Constitución donde llevó adelante una estrategia de defensa que forma parte de su larga lista de anécdotas imperdibles. Una noche, recuerda, Diego Torres lo esperaba a comer un asado en su casa del Bosque Peralta Ramos. Pero estaba demorado y el cantante lo llamó por teléfono: “¿Qué pasa que no venís?”. Teddy le explicó que estaba en una inspección de Sadaic en el boliche. “Quieren prohibir que pasen música porque no pagaron”, le contó. Enseguida, tras cortar la comunicación, sacó a relucir toda su picardía para ejercer la profesión: “Armé una estrategia para que en Sobremonte pasaran música mía durante la inspección. Recorrimos el boliche y sonaba ‘Quiero vivir la vida tal cual es” en Coyote y “Soy un acertijo que no llego a descifrar…” en el Divino. Le dije al oficial de Justicia: ‘Estas canciones son mías y yo autorizo a que las pasen’. Si el autor otorga el permiso, no hay violación alguna. Terminaban el acta sin poder encontrar la infracción, los cagaba. Cuando se iban los inspectores, cambiaban la música y ponían temas de boliche”.

Aquella noche Teddy llegó más tarde al asado en la casa de Diego Torres, donde entre los invitados estaba el guitarrista Luis Salinas, y les contó la anécdota en Sobremonte. “Salinas me dijo: ‘Yo te necesito a vos como abogado’”. No se trataba de una broma. El guitarrista le contó que un productor lo había estafado en la firma de un contrato y no había cobrado un peso tras la salida de su disco. “Viajé a Buenos Aires y me encontré con Luis Salinas. Llamé al productor, lo cité en un bar de Palermo Hollywood y le metí un verso: ‘Quiero decirte que vas a tener que poner un abogado porque vas a ir preso. Ya hablé con la fiscalía y eso no es un contrato, es una estafa’. El tipo se asustó: ‘¿Cómo lo podemos arreglar?’. Le dije: ‘Si me entregás todo lo que tenés de Luis y el contrato, yo puedo hablar con la fiscalía para levantar la denuncia’. A la media hora el productor fue a la casa de Luis con el contrato y un cheque de los discos que había vendido. Salinas no lo podía creer, porque era algo que daba por perdido. Y en un rato ya tenía todo resuelto”.

Teddy.jpg
Teddy Fernández Fiks junto al guitarrista Luis Salinas y su hijo.
Teddy Fernández Fiks junto al guitarrista Luis Salinas y su hijo.

Teddy no descuida ninguna de sus dos pasiones: no para de componer canciones y sigue ejerciendo como abogado, pese a que se define como “un profesional improvisado”.

- ¿En tu currículum qué ponés: abogado o músico?

- Es un poco difícil. Yo convivo con el músico desde siempre. Y la abogacía es la profesión que elegí. A mí me gusta ejercer el derecho como si fuera un arte. Practico un poco la improvisación, la puesta en escena, el discurso y, sobre todo, sorprender con alguna estrategia que no está en los planes de nadie. Ese es mi recurso como abogado.

- Si tuvieras que elegir entre la música y la abogacía, ¿por cuál optarías?

-Me gustan el Derecho y la música. No podría vivir sin ninguna de las dos. El Derecho es una cuestión esencial, le hace falta a la humanidad gente que se ocupe de mejorar el concepto de la Justicia y ver cómo puede defender y proteger su condición de persona. La música es algo vital. Una conjunción de elementos que tienen raíces comunes. Las dos actividades son absolutamente humanas. Se puede combinar la abogacía con la música, sólo es cuestión de organizarse y repartir el tiempo.

***

Teddy tiene una historia de superación personal. Sin rodeos, habla sobre su pasado y la adicción a las drogas. “Hice un tratamiento y salí airoso -confiesa-. Dicen que la adicción no se cura, pero se va llevando, todo hay que trabajarlo para superarlo. Uno siempre sigue en tratamiento. Con recaudos y las herramientas que vas incorporando, uno puede ir tomando las riendas de nuevo de su vida. Estoy muy bien. Hice muchas canciones nuevas en la cuarentena”.

Teddy no sólo compuso grandes éxitos con Diego Torres. También fue el autor de Autorretrato, la cortina musical de Animal de Radio, el programa de Lalo Mir que marcó el pulso de los 90 en Rock & Pop.

Embed

“La canción surgió en una noche de trasnoche”, contó Lalo Mir en Línea de Tiempo, el ciclo de entrevistas de la TV Pública conducido por Matías Martin. “Yo estaba en la casa de unos amigos, un vecino llegó con la guitarra y le dijeron ‘vení Teddy, tocate algo’. El tipo tocó Autorretrato, un tema que estaba escrito para él. Yo escuché la canción y dije: “Esta es la canción del programa’. Le digo: ‘¿No te animarías a darle vuelta un poco la letra mañana, con tiempo, y buscarle la manera de que entre el animal de radio?’. Y en el mismo momento me dijo ‘¿así?’. Se tomó un trago de vino, agarró la guitarra y le cambió la letra en el momento. Al otro día la estábamos grabando en un estudio en Mar del Plata. La canción es una radiografía de mí también, sintetiza de alguna manera lo que soy, con un juego de palabras muy loco y contradictorio. Es como mi caballito de batalla”.

Embed

- Si tuvieras que escuchar una canción antes de morir, ¿cuál elegirías?, le preguntaron. Lalo Mir se tomó unos segundos para responder: “Autorretrato, la cortina de Animal de Radio, de Teddy Fernández Fiks”.

Comentá y expresate