El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que la cuarentena dispuesta a partir de la pandemia de coronavirus "va a seguir" después del 13 de abril, que era la fecha establecida para su finalización, y aclaró que "lo que puede hacerse es flexibilizarla" para algunas actividades de la economía.

"Va a seguir, lo que podemos hacer es flexibilizarla. Hicimos un enorme esfuerzo y no podemos perder lo que hemos hecho", sostuvo Fernández en declaraciones al canal TN.

En tanto, anticipó que hoy se reunirá con dirigentes de la Confederación General de Trabajo (CGT), la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de Comercio (CAC) en la residencia de Olivos, en un encuentro que se hará a las 11 y del que también participarán integrantes del grupo de expertos infectólogos que el Gobierno tiene en sus equipos de consulta.

Además, anunció que también mantendrá hoy una videoconferencia con los gobernadores para analizar la situación y la perspectiva a futuro.

El objetivo de estos encuentros, dijo el Presidente, es avanzar en la toma de decisiones en "conjunto".

Al mismo tiempo, adelantó que hoy estará publicado en el Boletín Oficial el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que le da a los intendentes la potestad del control de precios y el poder de policía para hacer frente al aumento injustificado en los comercios.

Sobre la evolución de las medidas de restricción y la mitigación de los efectos de la pandemia, Fernández expresó que "estamos sintiendo que estamos un poco mejor, y estamos un poco mejor, pero tenemos que ir con cuidado".

Por eso, reiteró que "no tenemos que hablar de terminar la cuarentena, porque no la vamos a terminar. Lo que vamos a ver es qué tipo de actividad podemos flexibilizar, y eso quisiera que lo habláramos en conjunto".

Para el mandatario, "lo peor que nos podría pasar es que, con esta idea que muchos alimentan de recuperar la economía, terminemos enfermando a los argentinos".

"Si quieren resolver todo, les digo que si a un fábrica entra una persona con coronavirus, lo que ocurrirá es que enferme a sus compañeros, y ahí tendremos un problema mucho mayor -enfatizó-: más gente enferma y una fábrica que no pueda funcionar porque sus trabajadores se enfermaron".

Por eso, el Presidente insistió en que "hay actividades que podemos ir pensando en levantar y otras en que se hace más difícil".

"Hemos dado un gran paso", dijo, y pidió "mirar lo que pasa en el resto del mundo" para entender cómo Argentina logró "eso que llaman aplanar la curva, y que me gusta decir ralentizar el contagio", aclaró Fernández.

Sobre las clases aseguró que "no van a volver" porque "una de las cosas que debemos cuidar es que el transporte público no se llene de gente", ya que "es el canal ideal para infectar".

"Tenemos que hacer que el tránsito de personas en la calle, trenes, subte y colectivos sea relativamente mínimo porque, si no, el riesgo es muy grande", advirtió, en referencia a que "si mañana largamos a todo el mundo a trabajar, haríamos un enorme caos".

Tras aclarar que está "de acuerdo" en "tratar poco a poco de recuperar la vida normalmente", el Presidente pidió "ver" qué se debe "privilegiar" en esta instancia, en referencia a que si "la economía empiece a moverse o que la gente se infecte y enferme. Yo elijo que la economía espere y cuidar a los argentinos", subrayó.

Por otro lado, destacó el rol de la oposición y dijo que "lo único" que recibe de gobernadores e intendentes, tanto del Conurbano como del interior bonaerense, es "colaboración, ayuda y querer sumarse a un trabajo conjunto".

Al respecto, explicó que "una cosa es gobernar y otra es tirar piedras" y que "hay una oposición que llena las redes sociales con difamaciones, mentiras, noticias falsas e insultos, que tratan de levantar a gente en un momento en que todos tendríamos que estar unidos para sobrellevar lo que nos pasa".

En contraposición, afirmó que "hay otra oposición, en las intendencias, que trabajan codo a codo con nosotros para tratar de resolver el problema de los argentinos", y mencionó los aportes del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los intendentes Jorge Macri (Vicente López), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Néstor Grindetti (Lanús) y Guillermo Montenegro (General Pueyrredón), por quienes expresó que "no es justo decir que todo es lo mismo".

También indicó que hoy se comunicará con el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, para "coordinar un encuentro con la oposición, por videoconferencia. para organizar un grupo que siga de cerca cómo evolucionan las compras".

Consultado por la asistencia masiva de jubilados a los bancos, Fernández reconoció que "hubo un error" en la organización pero planteó que "también es cierto que mucha gente vio los bancos abiertos y se volcó a hacer trámites que no tenían nada que ver con el cobro de jubilaciones, y eso generó un problema".

"Había un montón de jubilados que no habían cobrado su jubilación, vieron un banco abierto y fueron a cobrarlo; y hay un montón que confían más en ver al cajero dándole el dinero que ir a a un cajero automático", dio y resumió: "Todo eso nos pasó y nos hizo pasar un trago amargo, pero en 24 horas reaccionamos".

Comentá y expresate