A tres años del crimen de Karina Fragoso, la mujer que fue asesinada de un disparo en la cabeza en septiembre de 2019 cuando caminaba hacia la casa de su pareja después de haberse bajado de un colectivo en el barrio Bernardino Rivadavia, su familia reclama justicia.

La causa no tiene imputados y la investigación está empantanada. "Hubo varias líneas de investigación pero no prosperó ninguna. Seguimos pidiendo justicia, el asesino sigue suelto. Hicimos un pedido a la fiscalía para que se vuelva a tomar declaración a los testigos", dijeron Paula y Eugenia, hermanas de la victima.

Ante la falta de avances en la investigación, el Ministerio de Seguridad bonaerense ofrece una recompensa de hasta cinco millones de pesos a quienes aporten información para esclarecer el crimen de Fragoso.

"Hubo una persona en situación de calle detenida y su pareja, pero no prosperó y ahora están libres", recordaron las hermanas de la víctima.

"A Karina no le robaron nada. La mataron a corta distancia y con un arma de gran calibre. El objetivo era matarla", dijeron.

Los familiares recordaron a Karina como una persona "muy simpática y con ganas de vivir". "Era un ser de luz, estaba siempre contenta y ayudando a otros. Era imposible no quererla".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate