El Banco Central publicó este lunes una norma que limitará la especulación con el llamado dólar “rulo”. Para eso tomó una medida similar a la que regía durante el cepo cambiario entre 2012 y 2015: los inversores estarán obligados a mantener en cartera los dólares comprados para esta operación por cinco días hábiles. De esta manera correrán un riesgo de variación en la cotización que desalentará la maniobras tal como se venían haciendo hasta hoy, algo que finalmente termina impactando en las reservas que da una vuelta de tuerca a la limitación que había impuesto el 11 de septiembre.

Los controles de cambio impuestos por el Gobierno desde septiembre significaron limitaciones para la mayoría de los ahorristas y empresas, pero para algunos pocos llegaron a representar una oportunidad de generar ganancias de hasta 5% en dólares a través de una operatoria sencilla y legal que se puede concretar en pocos minutos.

Se realiza a través de una modalidad que se comenzó a observar en el mercado en los últimos días y que se conoce como “rulo”. De esta forma, se aprovecha la brecha que existe entre el llamado dólar bolsa o MEP (ímplicito en las operaciones de compra-venta de títulos en la bolsa porteña) y el tipo de cambio oficial.

Según publicó Infobae, la autoridad monetaria dispuso que además de la existencia de un plazo de liquidación de las divisas a través de la compra.venta de títulos públicos en un plazo de 5 dias, quien quiera transferir los dólares a una cuenta propia fuera del país deberá mantenerlos inmovilizados por otros 5 días.

Justamente, Nery Persichini, Head of Strategy en GMA Capital, interpretó: “el BCRA regula aún más el control de cambios. Ahora hay “aging” de bonos de 5 días hábiles y abstención de otros 5 días más para girar divisas al exterior. El objetivo es limitar el “bucle” que se hace con dólares cable y MEP y da 3% bruto, pero que llegó a 7% hace 2 semanas”.

Mientras que el candidato a presidente por la coalición Despertar, José Luis Espert tuiteó: “El cepo cambario se endurece. Todo cada vez más K”.

Claramente, a la autoridades del Banco Central le inquieta el sostenido drenaje de divisas, al punto que en el cierre de septiembre las reservas en dólares disminuyeron por segundo día consecutivo en más de USD 230 millones, luego de 12 jornadas previas con baja neta entre 54 y 142 millones de dólares; y acumuló un drenaje neto de USD 5.398 millones en el primer mes de control de cambios.

Comentá y expresate