El Banco Central bajó la tasa de interés de referencia 75 puntos básicos, a 28 por ciento, luego del cambio en las metas de inflación que anunció el Gobierno el pasado 28 de diciembre.

La baja fue menor a la que estimaba el mercado, del orden de los 150 puntos básicos. El Banco Central había bajado las tasas de las Lebac en el mercado secundario a mayor velocidad, lo que incidió en la cotización del dólar: a menor rendimiento en pesos, mayor es el atractivo de los inversores a refugiarse en moneda dura.

"En la última semana de 2017 se anunció el diferimiento de la meta de inflación de largo plazo (5% anual) al año 2020, y nuevas metas intermedias de 15% para 2018 y 10% para 2019. Ese sendero es ahora el objetivo de la política monetaria del Banco Central de la República Argentina (BCRA)", indicó la autoridad monetaria en el comunicado oficial.

Además, recordó que se reducirán las transferencias del Banco Central al Tesoro para financiar déficit.

"Si bien se estima que el IPC de diciembre reflejará el fuerte aumento de precios regulados (en especial, gas y electricidad) y cierta incidencia directa de esos precios en la inflación núcleo, en la visión del BCRA el proceso de desinflación se ha encarrilado a lo largo del último semestre", consideró la entidad que preside Federico Sturzenegger. "La inflación núcleo de los últimos tres meses se ubicó, en términos anualizados, cerca del 18% y los datos de alta frecuencia indican que esta dinámica favorable persistió a lo largo del mes de diciembre y en los primeros días de enero. En este contexto, una baja en la tasa de interés de referencia evita que se incremente el sesgo contractivo de la política monetaria", prosiguió.

Y, ante las presiones del Gobierno para que el BCRA reduzca el costo del dinero más rápido, el Central aclaró que "será cauteloso en la adecuación de la política monetaria al nuevo sendero de desinflación". Y agregó: "Naturalmente, si se busca una menor velocidad de desinflación que la planeada originalmente, corresponde un sendero de política monetaria menos contractivo que el que antes se preveía. Pero esa moderación en el sesgo contractivo sólo podrá sostenerse en el tiempo en la medida en que la evolución de la desinflación sea compatible con la trayectoria buscada".

Comentá y expresate