En lo que va del año, unos 146 pacientes fueron intervenidos quirúrgicamente de manera ágil y gratuita en Mar del Plata, a través del nuevo Banco de Prótesis y Órtesis de la Provincia. En tanto, para las 60 personas que se encuentran en lista de espera, el tiempo estimado para la adquisición de las prótesis no supera los 18 días. Mientras que en total unos 173 pacientes fueron atendidos mediante el stock hospitalario proporcionado por el banco.

Este trámite que antes demoraba meses, lo que empeoraba la salud de los pacientes en espera, se redujo a días gracias a la puesta en marcha de este Programa creado por el ministerio de Salud bonaerense, para beneficiar a aquellos personas sin obra social ni prepaga, que necesitan estos elementos para ser sometidos a una cirugía.

Si bien existen las prótesis “universales”, que están en forma física y permanente en los depósitos de los hospitales, como algunas cardiológicas que, por la urgencia que requieren y porque no varían de un paciente a otro, están siempre en los establecimientos de salud. Por otro lado, están aquellas que reemplazan piernas, caderas o brazos que se confeccionan a medida, y requieren una elaboración particular para cada persona cuya gestión, años atrás, tardaba meses.

El nuevo sistema

En los últimos tres meses, más de 6 mil pacientes bonaerenses fueron sometidas a intervenciones programadas o urgentes a través del primer Banco de Prótesis y Órtesis de la Provincia, que funciona en hospitales públicos. El procedimiento comienza en el hospital que realiza la solicitud de prótesis y órtesis a la sede central del ministerio de Salud provincial, luego de manera inmediata se inicia un expediente y el grupo de auditoría analiza si lo que se solicita es realmente la que se requiere.

El nuevo sistema es más rápido, eficiente y transparente, y mientras se trabaja con directores y directoras de hospitales para agilizar los procesos. Con la implementación del Programa, en noviembre del año pasado, este trámite que demoraba meses, hoy se resuelve como máximo en 18 días desde que la solicitan en el hospital, hasta que el paciente la tiene colocada a través de una cirugía o la intervención que sea necesaria.

Esta estrategia sanitaria apunta a acelerar la entrega de estos elementos vitales para pacientes que sufren amputaciones, quebraduras, traumas por incidentes de tránsito o afecciones cardiológicas, entre muchas otras afecciones, y que los requieren para sostener una buena calidad de vida.

Además, cuando son hospitales municipales, este Programa modificó el sistema de provisión para evitar que cada paciente o familia que necesite una prótesis tenga que hacer la gestión desde el hospital o la Región Sanitaria. De esta manera, se evita que los pacientes tengan que costearlo por sí mismo, y se logra comprar más rápido y ordenado.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate