A raíz de las problemáticas existentes en torno al cambio climático y sus consecuencias para la ciudad, distintos movimientos juveniles se reunieron en Mar del Plata para llevar adelante la “Huelga Climática Global contra la Crisis Climática y Ecológica”. Exigiendo medidas urgentes para determinar el curso futuro de las acciones sociales y reclamando por un mar libre de petróleo, encabezaron la mayor movilización climática desde el inicio de la pandemia.

El Portal de la Universidad (portaluniversidad.org.ar) dialogó con Ignacio Islas, Investigador del Conicety Director del Centro de Geología de Costas y del Cuaternario de la Universidad Nacional de Mar del Plata, quien aseguró que, ante esta situación del cambio climático “estamos más que sorprendidos. Sabíamos que se venía y que la suba del nivel del mar era irreversible, pero nos llama la atención que tuvimos 3 sudestadas muy grandes en 1 año, cuando lo normal es 1 cada 2 años“.

En cuanto a las consecuencias para el Sudeste de la Provincia de Buenos Aires, “esto va a afectar de dos modos: van a ser más frecuentes las inundaciones y van a ser más intensas las tormentas en la región costera. Eso hace que, fundamentalmente en el Partido de la Costa, nos estemos quedando sin playas“, informó.

En este sentido, el investigador aseguró que lo que más llama la atención es que el turismo ya no se va a concentrar en las playas porque tienen menor calidad estética y mucha contaminación por plásticos. Lo que estamos viendo es que el turismo se va a desarrollar más hacia el sur de Mar del Plata, donde tenemos playas más chicas”.

Ante la incipiente movilización de gran parte de los jóvenes, Islas declaró que, como sociedad, “es una postura muy difícil de lograr en Sudamérica”. Sin embargo, detalló que “lo ideal sería que disminuya el uso de los autos y que se impongan los autos eléctricos como en Europa, pero sabemos que eso va a tardar en llegar”.

Respecto al debate por la plataforma de explotación petrolera frente a la costa atlántica, el especialista explicó que “está la psicosis de que van a poner pozos petroleros en las playas y, en realidad, están viendo de ponerlos a 300 km hacia el sur. Lo que pasa es que, en el borde de la plataforma continental, Mar del Plata es la costa más cercana y seguramente las petroleras operarán en la ciudad pero de ningún modo lo vamos a ver, van a estar muy lejos”.

Una de las soluciones que plantea el investigador hace referencia a “la necesidad de que los partidos políticos creen una Ley de Costas para la Provincia de Buenos Aires. Se crearon municipios urbanos que hoy tienen problemas muy serios: este año, algunos lugares del Partido de la Costa, como Mar del Tuyú, Las Toninas y Santa Teresita, se están quedando sin playas”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate