El cementerio israelita de La Tablada sufrió este domingo un ataque vandálico que provocó "la destrucción de más de 15 metros de uno de los muros perimetrales, la afectación de tumbas y el robo de placas de bronce", denunció la AMIA en vísperas del Año Nuevo judío, que comienza esta noche.

"Fue un acto de vandalismo, no se ve un acto con señales antisemitas porque no hubo grafitis ni dejaron algún mensaje en un planfleto", dijo el presidente de AMIA, Ariel Eichbaum, a Télam al lamentarse del ataque al cementerio "más grande la comunidad judía en Argentina y de los más grandes del continente".

Por otra parte, la AMIA señaló en un comunicado que "un grupo de personas, nutridas de elementos contundentes, golpearon hasta derribar un sector de una de las paredes que está sobre la calle interna que divide lo que se conoce como la 'Parte Vieja' de la' Parte Nueva' del cementerio" de La Tablada

Embed

La mutual judía remarcó que "hace años" que quiere cerrar esa calle interna porque ello "brindaría más seguridad".

"Es solo una calle de tierra en el medio del cementerio. Tenemos una resolución positiva del Concejo Deliberante de La Matanza pero hasta el momento no lo hemos podido lograr", apuntó Eichbaum.

De acuerdo con la AMIA, el ataque se cometió a menos de 24 horas de que la institución recibiera una carta de la "Delegación de Custodias de Objetivos Fijos, Personas y Traslados de Detenidos" del partido bonaerense de La Matanza, en la que avisa sobre una reducción de la vigilancia en La Tablada.

"Por haber sufrido una disminución en su personal, se tomó la decisión de reducir el servicio de protección policial que se brindaba en el predio del Cementerio en el horario nocturno", dice la carta enviada a la AMIA.

"Hace unos 8 años que trabaja este destacamento de la Policía, que lentamente fue teniendo cada vez menos agentes. El viernes llegó la notificación que una cantidad de efectivos pasaron a retiro, entonces se les complicaba dar seguridad", comentó al respecto Eichbaum.

"En la víspera de la llegada del Año Nuevo Judío, uno de los momentos más trascendentes en el calendario de nuestra comunidad, estos sucesos violentos en un lugar tan sagrado a nivel religioso, de tradición familiar y de acervo cultural como el Cementerio, nos llenan de dolor y consternación", puntualizó.

En el caso interviene la UFI 1 de La Matanza, a cargo de Gastón Duplaa, que caratuló la causa por "daños", y pidió el revelamiento de cámaras de seguridad y testigos.

Comentá y expresate