Como si fuese una riña de gallos, peleas entre jóvenes marplatenses se multiplican y viralizan a través de Whatsapp, Instagram y Tik Tok, entre otras redes sociales, marcadas por la violencia incentivada por los testigos de las agresiones. "Parados, parados. Así se ve mejor", grita desaforado un adolescente mientras filma la secuencia.

En los registros a los que accedió Ahora Mar del Plata se ve cómo los "espectadores" alientan la pelea, buscan los mejores ángulos para filmarlas y -en el pico de la violencia y el sinsentido- hasta etiquetan en redes sociales a los agresores y los agredidos. En contraposición, algunas de las víctimas se cubren el rostro para no ser "escrachados".

Este medio tuvo acceso a doce videos de agresiones en lugares reconocibles de la ciudad como la costa, la Peatonal San Martín y distintas plazas. Otra de las peleas se desarrolla en un entorno similar al patio de una escuela.

https://twitter.com/Canal10MDP/status/1534002641147158528

Pese a que la mayoría de estos videos tienen una viralidad secreta, a través de Whatsapp, algunas cuentas se dedican a difundirlas de forma pública. Así, los internautas -en su mayoría adolescentes- comentan las peleas y llegan hasta a "felicitar" a los que tuvieron su mejor performance.

"Se re paró de manos", es un comentario que se repite en las polémicas publicaciones.

Las interacciones de cada publicación denotan el grado de violencia con que se manejan los adolescentes y algunos mayores que siguen a estos perfiles.

https://twitter.com/Canal10MDP/status/1534003017204346880

Los administradores de estas cuentas invitan a los usuarios a que de forma anónima comuniquen el nombre de los usuarios de los involucrados en la pelea. No obstante, algunos orgullosamente se identifican en las imágenes. "Soy yo, la de campera rosa", escribió una joven.

Es decir que se puede enviar cualquier imagen, comentario o difamación hacia otra persona sin consecuencia alguna, porque no se conocerá la identidad de quien lo envía.

De forma insólita, Instagram todavía no ha censurado ni restringido la difusión de estos contenidos teñidos por la violencia que infringe sus normas de uso. Además, fomentan el bullying y celebran la violencia ejercida por los menores hacia otros pares.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate