Por Karina Vilella y Paula Zaccaro

El color del que todos hablan desde el pasado miércoles al seguir atentamente la asunción pesidencial de los Estados Unidos, proviene de los caracoles marinos también llamados púrpuras (Stramonita haemastoma, Nucella lapillus), como resultado de la oxidación de la tinta de éstos.

purpura.png

Fue el elegido por la Primera Vicepresidente mujer Kamala Harris (confeccionado por dos diseñadores afroamericanos emergentes: Christopher John Rogers y Sergio Hudson), la ex Primera Dama Michelle Obama, la ex Secretaria de Estado Hilary Clinton, la Primera Dama Jill Biden (en la ceremonia del 19 de enero) y la senadora Elizabeth Warren, por sus diversos significados confirmando que su elección no fue para nada casual.

Este color por un lado, es el resultado de la mezcla de los colores del partido republicano y demócrata, el color rojo y azul. Representa la unidad entre ambos, (bipartidismo), un signo de un nuevo comienzo y el deseo de unión en una época de decepción e incertidumbre política en Estados Unidos

.

kamlaa 6.jpg

Por el otro lado, es el color del movimiento Sufragista. Apoyando al movimiento de mujeres que votan y hacen. "El púrpura es el color de la lealtad, la constancia en el propósito, la firmeza inquebrantable hacia una causa¨.

El llamado morado, magenta, malva, lila o cárdeno, fue sin duda también elegido por la connotación especial de haber sido utilizado por Shirley Chishol durante su campaña como primer mujer de color en candidatarse a presidente (alguien que fue de gran inspiración en su carrera).

Todo fue minuciosamente estudiado, utilizando la psicología del color para expresar sin necesidad de hablar, causando el impacto deseado y entendiendo que el color afecta el comportamiento humano, en lo sentimos, en lo deseamos y en lo que esperamos que suceda...

@benitapeka

@centrodipkarinavilella

Comentá y expresate