Luego de presentar sus propuestas y debatir sobre cuestiones relacionadas a General Pueyrredon en el primer programa de Estudio Político, los precandidatos a intendente se volvieron a encontrar este miércoles por la noche en Teatriz , donde disfrutaron de la gastronomía del lugar y vivieron las repercusiones del programa junto a allegados, periodistas y empresarios.

El exintendente Gustavo Pulti (Acción Marplatense) se mostró descontracturado, acompañado de su círculo íntimo. En su mesa, sobre uno de los laterales del teatro, dialogó distendido con su esposa Lucila y con varios de sus exfuncionarios. Sus principales interlocutores fueron Diego Monti y Marcelo Fernández, dos personas del riñón del pultismo.

En la última fila, bien lejos de Pulti, se sentó Vilma Baragiola (UCR). Tras algunas charlas informales con periodistas y empresarios, la actual concejal de Cambiemos estuvo muy atenta a su teléfono celular y comentó distintas situaciones junto a sus asesores más cercanos.

El director de Canal 10 y Ahora Mar del Plata, Carlos Arbia, se sentó en primera fila y siguió atentamente el desarrollo del primer programa de Estudio Político. Luego mantuvo charlas con distintas personalidades y saludó a cada uno de los precandidatos que se acercaron a Teatriz.

Antes del programa, el director del Canal y el diario digital recibió a los precandidatos en su oficina, donde compartieron un café y vivieron una “previa” de lo que luego se transformó en un jugoso debate político.

Uno de los primeros precandidatos en llegar a Teatriz fue Ariel Ciano (Frente Renovador), acompañado de su padre, el querido Vicente “Cholo” Ciano. Distendido, se acercó a la barra y lanzó algunas bromas con varios de los presentes.

Más tarde llegó Guillermo Montenegro (Cambiemos), quien charló en extenso con el concejal radical Ariel Bordaisco. Luego, se ubicó en una de las mesas junto al senador provincial Lucas Fiorini.

A su vez, la precandidata por Unidad Ciudadana, Fernanda Raverta, fue una de las primeras en llegar al teatro. Acompañada por sus asesores, mantuvo diálogo con periodistas y empresarios y hasta compartió mesa por un rato con Montenegro.

Comentá y expresate