La Unión Tranviarios Automotor (UTA) desmintió este jueves haber convocado a un paro de colectivos para mañana y adjudicó el trascendido a una facción opositora a la conducción sindical.

"Informamos que esta entidad gremial con personería nacional de ninguna manera ha convocado a una medida de fuerza tal como trascendió a través de medios de comunicación", dijo el gremio.

En ese marco, la UTA rechazó las acciones de carácter sindical que promueve "una agrupación ligada a un holding empresario", que no tiene representatividad legal.

La entidad que conduce Roberto Fernández dijo que esa agrupación opositora "moviliza bajo presión a un sector de trabajadores, con el objetivo de bregar por intereses diferentes a los que se manifiestan públicamente".

En una nota firmada por Fernández, la UTA dijo que "continúa trabajando por las vías que corresponden en la búsqueda de soluciones a las necesidades de los trabajadores afectados por conductas empresariales que se vieron agravadas en el transcurso de la pandemia".

El gremio que representa a los choferes de corta, media y larga distancia en todo el país dijo que ha profundizado las negociaciones con las empresas y las autoridades nacionales, "para que se brinde respuesta efectiva a las urgencias de los trabajadores" que se encuentran en una "situación crítica y de profunda incertidumbre".

Y señaló que esa situación se ve "agravada por la confusión a la que se la viene sometiendo desde estos grupos de interés evidentemente comercial".

Comentá y expresate