Tiene 38 años y hace poco menos de cuatro que se desempeña como concejal. Pero considera que el tiempo transcurrido en esa función pública, a la que accedió por el voto popular, le generó suficiente stress como para afectarle la salud al punto de reclamar que se le otorgue una jubilación anticipada.

La presentación, con historia clínica y estudios médicos que justificarían su planteo, ya fue ingresado en la Administración Nacional de Servicios y Seguridad Social (Anses) y estará en las autoridades evaluar el caso para determinar si es procedente.

Gabriel Antonio D´Amico es edil desde diciembre de 2015. Representa al PRO y es parte del Concejo Delibernate en la ciudad de San Juan, donde se constituyó en uno de los principales referentes de la oposición. Esa situación, alega, es uno de los fundamentos para justificar el perjuicio que tuvo su salud en este último tiempo.

D´Amico es hijo del secretario general del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM), Antonino D'amico

D´Amico es hijo del secretario general del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM), Antonino D’amico. En el expediente que ingresó para tramitar el beneficio previsional anticipado cita que sufre colitis ulcerosa, patología autoinmune que afecta al intestino grueso generando hemorragias, úlceras, pérdida de peso y anemia, como uno de los problemas de salud que acarrea. “La enfermedad fue aumentando progresivamente y el estrés de ser concejal opositor tuvo mucho que ver“, dijo a medios sanjuaninos.

"La enfermedad fue aumentando progresivamente y el estrés de ser concejal opositor tuvo mucho que ver", dijo a medios sanjuaninos.

Además enumeró otras complicaciones de salud que intenta relacionar con su desempeño legislativo: tiene colocado un un marcapasos por una enfermedad cardíaca, padece trombosis, está anticoagulado y afronta una alta miopía. En el Deliberativo, dice, se siente perseguido por su rol opositor.

“Tengo que repetir los estudios y luego ellos evaluarán si supero el 66% de discapacidad”, dice el concejal, que ya tiene reconocida esa condición aunque no como para acceder a un beneficio previsional. Advierte que ANSES será quien determine si le corresponde o no la jubilación que reclama.

“Está probado que el estrés incide en la enfermedad que padezco”, aseguró D´Amico, que a los 38 años aspira a ser jubilado.

Comentá y expresate