El Concejo Deliberante aprobó en la sesión de este martes la ordenanza “Edificios seguros”, una iniciativa impulsada por el bloque Frente de Todos para brindar herramientas que refuercen el control de las condiciones edilicias de distintos edificios y estructuras de la ciudad.

La ordenanza fue aprobada justo en la fecha en la que se cumplen dos años del derrumbe de balcones en un edificio en Acevedo y Puán, en Punta Mogotes, que tuvo un trágico saldo: Agustina Ferro, de 32 años, y su hija India Luzardi, de 3, estaban bajo la estructura y murieron como consecuencia del desprendimiento.

El proyecto, que fue aprobado por unanimidad, lo había presentado la concejala Virginia Sivori y consiste en la utilización de herramientas tecnológicas para controlar el estado de los inmuebles en Mar del Plata, como una aplicación para mantener actualizados los permisos y certificaciones.

La abogada Rocío Tilves participó de la creación del programa “Edificios seguros”. “Con otros colegas especialistas en Seguridad e Higiene gestamos esta propuesta que tiende a facilitar los controles y volverlos más efectivos y eficientes, y que busca utilizar herramientas digitales para que los propietario puedan subir a la plataforma los informes de mantenimiento de fachadas y de antisiniestralidad”, dijo a Ahora Mar del Plata.

“Fue apoyada por todos los sectores políticos de la ciudad. Esperamos que el Ejecutivo la promulgue y promueva pronto así se pone en práctica este programa que tiene como finalidad que nunca más ningún marplatense, turista, vecino o vecina sufra un hecho similar”, señaló. Tilvessufrió una experiencia de estas características el 20 de septiembre de 2004, cuando cayó mampostería de un balcón desde de un noveno piso en avenida Luro y Santiago del Estero e impactó en su cabeza.

“Me siento muy feliz de haber colaborado, de haber trabajado en esta idea con los concejales del Frente de Todos para aportar esta herramienta, que espero que pronto se ponga en vigencia, para prevenir accidentes y tener una ciudad más segura, más justa, más inclusiva y más amigable, donde promueva la ética del cuidado colectivo”, destacó.

Comentá y expresate