El Concejo Deliberante rechazó la rendición de cuentas de la Administración Central y los entes descentralizados. La mayoría de los bloques no estuvo de acuerdo con el manejo de la economía durante el último año de la gestión de Carlos Arroyo.

Desde la oposición, encabezada por el bloque del Frente de Todos, remarcaron que en muchos estamentos no se ejecutó el presupuesto para realizar obras y principalmente se invirtió el dinero para cubrir gastos e insumos.

Incluso desde el radicalismo, espacio aliado al ex intendente con el cual compartieron boleta electoral en dos oportunidades, criticaron el final de la gestión de Cambiemos en General Pueyrredon.

Desde Acción Marplatense calificaron como "caprichosas" las actitudes del ex jefe comunal y remarcaron que "el Gobierno empezó muy mal en el 2015 y terminó desde la misma manera".

El edil Ariel Ciano fue muy crítico con Arroyo y recordó cuando el ex jefe comunal "tenía un plan maestro que no quería contar" o cuando dijo que "las mujeres tenían que barrer las veredas". Además, remarcó que "en el año 2016 Arroyo quería una ciudad como hace 40 años atrás, como si fuera 1976".

concejo coronavirus.jpg

El cuerpo deliberativo volvió a funcionar después de 70 días por el aislamiento preventivo y obligatorio. Si bien hubo comisiones durante la cuarentena, la última sesión fue el 12 de marzo. Ahora, los ediles deberán analizar más de 400 expedientes que quedaron atrasados por el parate que ocasionó la cuarentena.

La jornada deliberativa fue transmitida por Youtube y no contó con la presencia de periodistas ni público en general.

El recinto estuvo ocupado por los 24 concejales y sólo podrán ingresaron un total de 31 personas.

Comentá y expresate