El delicado estado de salud de Santiago Bal provocó que el cómico permanezca internado por meses. El actor, de 83 años de edad, se encuentra actualmente en la clínica de rehabilitación IMAC en la ciudad de Buenos Aires. Previamente había sido internado en repetidas oportunidades luego de sufrir una grave infección pulmonar y un severo cuadro de deshidratación.

La difícil situación conmueve a toda la familia Bal y, este lunes, su hijo Federico fue a visitarlo. Después de su paso por la clínica, el campeón del Bailando subió una seguidilla de videos a sus historias en su cuenta de Instagram expresando sus sensaciones.

En las imágenes, Fede se muestra visiblemente emocionado y expresa unas sentidas palabras: “Quiero contarles algo que siento que los puede ayudar o simplemente lo uso como método de descargo. Acabo de ver a mi viejo y él está en un momento difícil, atravesando un momento de mucha edad y mucho desgaste”.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Federico Bal (@balfederico) el

“De golpe, tuve una charla muy linda en los momento en que él puede hablar, y le dije lo mucho que lo amo. Lo abracé, le toqué la cara, las manos”, contó el mediático, quebrado por la emoción y mirando directamente a la cámara.

Luego, continuó con un discurso apelando a despertar compasión entre sus seguidores: “Si tenés del otro lado algún familiar que está grande, estaría bueno que te tomes un momento para ir, para decirle lo mucho que lo amás, para tocarle las manos, la cara, para sentirle el olor, escucharle la voz. Porque después son cosas que uno extraña mucho”.

Por último, el hijo de Carmen Barbieri reveló el por qué de su repentino descargo público: “Siempre subo cosas más frívolas y, por primera vez, me sentí con la necesidad de mostrarles lo que me está pasando. No pierdan el tiempo, el trabajo y las ocupaciones siempre están en un segundo plano. La vida es hoy, hay que aprovecharlos y decirles todo en vida”.

Comentá y expresate