El consumo de gas en los hogares disminuyó un 11% durante 2017 en todo el país. Según explicaron las empresas, se debe en primer lugar a que el invierno del año pasado fue el más benigno de la historia según los meteorólogos, y en segundo lugar a un gasto más cauteloso de los consumidores ante los aumentos de tarifas.

Según los datos del Enargas, el uso del gas en los hogares disminuyó en todas las empresas distribuidoras, con la excepción de Camuzzi Sur que brida el servicio en las provincias de la Patagonia, donde se verificó un ascenso del 1,48%. En esa zona, aunque se partió de tarifas más bajas que en el resto del país, los aumentos fueron igualmente significativos en porcentaje, y además aplicados sobre facturas ya de por sí más altas en pesos por el nivel de consumo, siendo el área del país con la demanda residencial más alta.

El alza en la demanda residencial en la Patagonia se explicaría porque el factor climático tuvo menor incidencia en la zona más fría del país. El año pasado, en Capital Federal y Gran Buenos Aires, las temperaturas más agradables se registraron desde abril. En ese mes, la temperatura media en esta zona fue de 18,9° frente a 17,3° de igual período de 2016. En mayo, la diferencia fue mayor: 15,9° frente a 12,6°. En junio 13,7° contra 10,6° en 2016, en julio 13,4° frente a 10,9°, y en agosto 15,2° frente a 13,8°.

En tanto, en la zona de Metrogas que abarca toda la Capital Federal y partidos del sur y oeste del GBA, el consumo residencial disminuyó un 16,8%, y en la de Gas Natural BAN que presta el servicio en los partidos del norte del conurbano, la disminución llegó al 18,1%.

En condiciones similares, se registró una caída del consumo residencial del 17,1% en distribuidora de Gas del Centro que atiende a Córdoba predominantemente y del 17,5% en Litoral que presta el servicio en Santa Fe. Hacia el sur, en la zona de Camuzzi Pampeana la reducción fue menor y se ubicó en un 10,4%.

La incidencia del clima en el consumo de 2017 tiene importancia con vistas al próximo invierno. Con aumentos que más que duplicarán las tarifas vigentes en la misma temporada del año pasado, si se registran temperaturas más bajas, como se espera, los consumidores terminarían tan sorprendidos con las facturas como en el invierno de 2016 antes de la marcha atrás a la que obligó el fallo de la Corte Suprema, y aun cuando vuelva a aprobarse un mecanismo para diferir el pago.

En 2017 también cayó el consumo de gas en comercios un 7,68%, en entes oficiales un 7,6% y hasta se redujo un 9,6% el uso del GNC. Esto permitió aplicar muy pocos cortes a industrias en el invierno, lo que unido a cierta reactivación de la actividad, derivó en que el uso del gas en las plantas fabriles se incrementara un 3,4% . Además, también se pudo suministrar más producto a las centrales de generación eléctrica que pasaron de usar el 35,8% de lo entregado en 2016 al 38,6% en 2017.

Como consecuencia de eso, aun con la caída del consumo residencial, el gas entregado por Metrogas aumentó un 5,7% y por Litoral un 5,6%. Pero disminuyó el gas entregado por Gas Natural BAN (-1,09%), Distribuidora del Centro (-3,03%), Gasnea (-12,5%) y Gasnor (-16,2%). Llamativamente en Camuzzi Sur, aun con cierta alza en el consumo residencial, el total del producto entregado disminuyó un 7,1%, debido a que el demandado por la industria cayó un 14,8%, publicó Ámbito.

Comentá y expresate