El delantero argentino Mauro Icardi se reintegró este jueves a los entrenamientos del París Saint Germain (PSG) luego del conflicto amoroso con su pareja y representante, Wanda Nara, que lo mantuvo ausente desde el domingo pasado con autorización del DT Mauricio Pochettino.

Tras 24 horas de pausa en sus redes sociales, Icardi reapareció con un contundente posteo: publicó en su cuenta de Instagram una foto de una antigua producción que hizo con su esposa. En los comentarios acompañó la imagen con un emoticón de un corazón negro y arrobó a Wanda, quien aún no lo habría perdonado.

El futbolista, quien desde este miércoles solo sigue en Instagram la cuenta de su mujer, quiere recuperar la confianza y el amor de ella, con quien se casó en 2014 y se convirtió en padre de dos nenas: Francesca (6) e Isabella (4). De hecho, en la foto que Mauro subió este jueves a Instagram se pueden ver los tatuajes que ambos se hicieron con los nombres de ellas.

icardi.jpg

El delantero, de 28 años, quedó involucrado en una situación incómoda cuando Nara publicó el sábado en su cuenta de Instagram un mensaje destinado a la China Suárez en el que insinuaba una posible infidelidad del jugador.

El PSG autorizó a Icardi a no participar del entrenamiento de este domingo y lunes y luego lo liberó del partido del martes pasado ante Red Bull Leipzig por la Liga de Campeones de Europa.

Icardi voló a Milán para recuperar la confianza de su pareja, algo que finalmente se concretó cuando retornaron juntos desde esa ciudad en un avión privado.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate