De las lágrimas al éxtasis. Aldosivi pasó de quedar shockeado por la salud de Ian Escobar, el lateral que se llevó la peor parte de un choque de cabezas con Ivan Cazal y perdió el conocimiento, a gritar un gol agónico de Santiago Silva para ganarle 1 a 0 a Lanús como visitante y lograr tres puntos vitales que lo sacaron del último lugar de la tabla y también de los puestos de descenso.

El “Tanque”, que llegó a llorar de la preocupación por el estado de salud de Escobar (que recién reaccionó en el hospital), pudo volver a enfocarse en el partido y aplicó la ley del ex, con un gol de goleador. Lo celebró con un desahogo totalmente lógico luego de semejante angustia.

Embed
Embed

Aldosivi logró un gran resultado y mantuvo el arco en cero. No obstante, el funcionamiento continúa como una cuenta pendiente. Leandro Somoza volvió a elegir un esquema con cinco defensores, tres volantes y dos delanteros. Pero más allá de la disposición táctica, el equipo marplatense crea pocas ocasiones de gol a raíz de su falta de asociación.

El ingreso de Pisano le otorgó más juego al equipo marplatense y a Silva le sentó bien la compañía del colombiano Cuesta. Claro que, como siempre, necesitó de otra buena actuación de Devecchi. Y de un Silva muy completo y extremadamente oportuno para marcar el gol de la victoria en el epílogo del partido.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate