Los índices de pobreza que publicará este lunes el Indec mostrarán un nuevo deterioro de las condiciones sociales como consecuencia de la caída del poder de compra de los salarios. De acuerdo con estimaciones privadas, el porcentaje de la población bajo la línea de pobreza rondará, hacia el primer semestre del año, el 35%.

Se trata del último indicador social que se dará a conocer antes de las elecciones generales del 27 de octubre. El jueves 19, el organismo estadístico reflejó un nuevo aumento del desempleo, que alcanzó hacia junio el 10,6%. Esto significó un incremento de un punto porcentual y 320.000 personas nuevas sin trabajo en los últimos doce meses.

La pobreza dio un salto fuerte en la medición de finales de 2018. El indicador pasó de 27,3% al finalizar el 2017 a 32% promedio en todo el país. No se registraba un aumento tan pronunciado desde la crisis de 2002, según señalaron en ese momento los especialistas. Los economistas que miden la evolución de la pobreza -siempre de acuerdo con datos previos que publica Indec- creen que el índice de la primera mitad de 2019 estará en torno de 35%.

Según estima la consultora Elypsis, “el INDEC reportará que cerca del 35% de la población vive por debajo de la línea de pobreza”. Se trata de un salto de 3 puntos, que se reflejan en la caída del ingreso real en el último año: el ingreso principal del hogar cayó 13,8 entre el segundo trimestre de 2018 y el mismo período de 2019.

“En muchos hogares se compensó buscando empleos adicionales, mayormente de baja calidad. De ahí el aumento del empleo, y de la presión laboral (quienes buscan trabajar más) reportado recientemente”, explicaron desde la consultora. Es por esto que el ingreso familiar tuvo una caída promedio del -11,6% en esos 12 meses. Por su parte, en los estratos de ingresos bajos, (alrededor del 40% de la población), la caída real del principal ingreso del hogar fue de 16,6 por ciento.

Comentá y expresate