La investigación por la venta de carne equina en Mar del Plata, que motivó 10 allanamientos, 6 detenciones -de la cual queda una-, y la clausura de dos carnicerías sigue trayendo novedades por la dimensión de los delitos que se investigan y los damnificados incontables que pudieron comprar carne adulterada sin saberlo.

En diálogo con Ahora Noticias, el director de prevención del delito de General Pueyrredon, Daniel Martínez, señaló que las carnicerías clausuradas el jueves pasado por venta de carne de caballo están ubicadas en los barrios Regional y Las Heras.

Sin embargo, una de las carnicerías señaladas por el funcionario municipal publicó su descargo y difundieron el acta de clausura que labraron los inspectores, con la intención de contrastar que cometieron otras infracciones pero no la venta de la carne adulterada.

Los encargados de "Carnicería El Torito" admitieron que se encuentran "perjudicados por muchos lados", en el comienzo de la misiva.

Sobre las faltas que constan en el acta, enumeraron que "el local fue clausurado por tener un matafuegos vencido, cables a la vista en bateas y funcionar sin habilitación". En este punto indicaron que "la falta de habilitación es por falta de pago del dueño del local".

"En ningún lado de nuestro acta de clausura se dice que es por venta de carne de caballo. Nosotros no vendemos caballo", subrayaron.

Sin embargo, en la nota emitida por la Subsecretaría de Inspección General dice claramente que hay "una IPP por abigeato" y se desconoce si se tomaron muestras para analizar o si cotejarán más pruebas vinculadas a la comercialización de los trozos equinos.

"Nos ensuciaron injustamente; nosotros somos trabajadores honestos", concluyeron en el posteo.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate