José María Listorti lloró desconsoladamente en su programa tras un llamado sorpresa de su mamá que cumplió 81 años. Si bien el conductor se caracteriza por su buen humor, en las últimas horas se mostró vulnerable y abatido.

Embed

Listorti sorprendió a primera hora de este martes cuando decidió compartir con sus seguidores una triste noticia. "Hoy cumple 81 años mi mamá. ¿Está sola hace más de 40 días. ¿Qué hago..?, ¿Le mando un WhatsApp...?, ¿La saludo por la ventana de sus casa? No sé. Estoy muy angustiado”, escribió en sus redes sociales.

La cuarentena obligatoria como medida para frenar el avance del coronavirus (Covid-19) mantiene distanciados a muchos familiares, que hace tiempo que no se pueden ver cara a cara y más allá de las comunicaciones telefónicas o por videollamada, muchos sufren la distancia, en especial las personas mayores, que se ven imposibilitados de estar cerca de sus hijos o nietos.

Durante la tarde, la producción del ciclo de La Flia que conduce todas las tardes lo sorprendió con una llamada de Chichita. José no pudo contener todas las emociones y al oír la voz de su mamá quedó sumido en un desconsolado llanto. “Hijo, tengo una ventaja que muchas madres no, que es que yo te veo todos los días por la televisión. Quedate tranquilo, te adoro y sos el apoyo que yo necesito. No te aflijas, que me hacés muy feliz”, le dijo la mujer.

Listorti.jpg

Después de ese bálsamo de amor, el clima viró a un tono más simpático, con la intervención de todos los integrantes del piso y la mujer, con sus flamantes 81 años, describiendo sus actividades diarias y jugando con su edad: “En este 2020 no se cumple años, así que sigo teniendo 80”.

Sin embargo, José María insistió: “Quiero llevarte una torta, que veas a tus nietos, Franco y Bruno. Nos vemos aunque sea por la ventana. Sé que esto le pasa a todo el mundo y no sé si está bien lo que digo, pero tengo ganas de abrazarla. Voy con alcohol en gel... Me supera, vivo a seis cuadras y es tan básico lo que quiero. Le dijimos que venga a casa a pasar la cuarentena y no quiere".

De todas maneras, Chichita intentó consolarlo: “Nos abrazamos virtualmente. Nunca pensé que me iba a tocar esto y hay que salir adelante y ser cuidadosa. Sé que los viejos nos ponemos caprichosos pero yo no, porque quiero seguir viviendo”.

Comentá y expresate