Los dueños de gimnasios y natatorios de Mar del Plata pidieron al municipio la reapertura, tras el aumento de casos de coronavirus y el retroceso de fase que los obligó a cerrar.

En un video que difundieron en las redes sociales, se mostraron preocupados por la crisis que vive el sector en medio de la cuarentena. "Los gimnasios y natatorios trabajamos durante tres semanas con un protocolo muy estricto, sin ningún contagio. Pese a la escalada de casos, en Mar del Plata pudimos comprobar que somos seguros, más aún que un supermercado o una farmacia. Y aunque no tuvimos nada que ver con el descontrol en las plazas, en la costa, en las playas y en las reuniones sociales, igual nos obligan a cerrar con todo el perjuicio económico que nos ocasiona", dijo Sebastián, del natatorio CleverFit.

"Nuestro trabajo es recomponer y rehabilitar el estado físico y mental de la comunidad. Son los mismos médicos los que proponen y promueven la actividad física para prevenir las enfermedades y fortalecer nuestro sistema inmunológico", agregó.

Embed

Magalí, del complejo Pulse, dijo: "Cerramos sin ninguna ayuda de la Provincia e inclusive quedamos afuera de las exenciones de las tasas municipales. Sabemos que el objetivo es bajar la curva de contagios para darle un respiro a la actividad sanitaria. Pero lo que queremos dejar en claro es que brindamos un servicio fundamental para la salud y no somos un foco de infección".

Además apuntó: "Nosotros también somos esenciales y seguros. Les pedimos a las autoridades que ataquen a los verdaderos focos de contagio y no realicen cierres injustos y sin sentido. No somos el problema, somos parte de la solución".

Comentá y expresate