La separación de Morena Rial y Facundo Ambrosioni continúa con escándalos. El conflicto inició semanas atrás, cuando la joven decidió poner punto final a su relación con el padre de su hijo, al descubrir que el futbolista le había sido infiel en varias oportunidades.

Luego de finalizar el vínculo, Morena denunció a su ex por violencia de género. Lo hizo en la Comisaría Comunal 12 de la Ciudad de Buenos Aires, acompañada por su abogado, Alejandro Cipolla.

Ante la declaración de la joven, la Justicia determinó otorgarle un botón anti-pánico y una orden perimetral que le impide a Ambrosioni acercarse a la casa de Villa Devoto, dónde Rial vive con Francesco Benicio. Sin embargo, Facundo todavía podía acercarse a ver a su hijo.

En la mañana de este miércoles, Morena concurrió a la Oficina de Violencia Doméstica para pedir que la medida perimetral se amplíe e incluya a su bebé de tres meses. A la salida de Tribunales, fue abordada por un móvil de Involucrados y brindó fuertes declaraciones.

"Recién terminó la entrevista con el personal idóneo que evalúa el tema de las perimetrales. Van a determinar si corresponde que la perimetral también sea otorgada para el bebé", comenzó su abogado."No tengo contacto con Facundo. No la estoy pasando bien, de verdad. Estoy muy triste", añadió Morena.

Al ser consultados acerca de por qué habían requerido la ampliación de la perimetral, Cipolla respondió: "Por ahora no te lo puede informar, vamos a esperar el dictamen". Acto seguido, Morena explicó que la audiencia había sido “muy fuerte” ya que tuvo que recordar momentos violentos que vivió con quien hoy es su ex.

Los periodistas insistieron en saber el motivo puntual por el cual Morena había elevado el pedido a Tribunales y su abogado tomó la palabra: "Hay ciertos hechos que sucedieron. Hasta que no esté la pericia (Morena) no lo puede decir. Se está evaluando la posibilidad de que se extienda la perimetral por un tiempo determinado".

En medio de la nota, la cantante se angustió al punto de no poder contener las lágrimas: "Ayer (Facundo) ni siquiera preguntó por su hijo. No quiso ir a verlo", aseguró.

Para finalizar, Morena denunció que Facundo continuó con episodios violentos luego de la separación: "Me agarró dos veces del cuello… Y en el baño se desnudó y se quiso bañar. Fue todo un problema. Para mí, una persona así necesita tratamiento", concluyó.

Comentá y expresate