Por Mariano Albarenga

Sábado, once de la noche. Me suena el teléfono celular, pero como estoy en un recital no puedo atender. Me llama un amigo al cual no veo hace un tiempo. A la media hora me vuelve a llamar pero no puedo contestar. “Llamame, es importante”, me escribe por Whatsapp.

Una vez que termina el show salgo afuera para hablar con él. “Mariano no te enojes pero me acabo de enterar que estás como precandidato a concejal suplente en la lista que voy como consejero escolar”, me dice con voz de preocupado.

Hace tres meses mi amigo me llamó para consultarme si podía firmar un aval para que pueda presentarse una lista que compita contra Fernando Maraude, candidato de Florencio Randazzo en la ciudad, en la interna del PJ local.

El aval era para que Mario Ishii pueda postular a Alicia Ledesma.El frente del intendente de José C. Paz, llamado “Lealtad y Dignidad”, busca incomodar al ex ministro de Transporte en las próximas elecciones legislativas.

Nunca me agradó Mario Ishii, no sabía quién era Alicia Ledesma hasta que me informé un poco. No estaba convencido de darle el aval pero frente a la insistencia de mi amigo, accedí. Él es una gran persona que le haría bien al sistema. De todas formas, sé que no alcanzarán la cantidad de votos para que pueda ser consejero escolar.

“Gordo quedate tranquilo, el lunes hablamos y vemos cómo lo podemos resolver”, le dije. Con el pasar de las horas me comencé a preocupar. En la profesión que elegí hay muchos periodistas que se mueren por ser noticia. “El periodista que se muere por tocar”, lo describe Ricardo Mollo en una canción de Divididos.

Comencé a pensar cómo podía afectarme en el trabajo, en el qué dirán de la gente. A pesar de que me apasiona la política, nunca milité para ningún partido y ahora iba a estar representando a un partido que no me agrada.

Afortunadamente, en el plazo de 48 horas se pudo solucionar el “problemita”. Integrantes del partido me dijeron que “hubo un error de tipeo”y que intentarían corregirlo en la Junta Electoral.

De todas formas, la lista en cuestión es una de las 200 que está en periodo de revisión por parte del organismo electoral. Otro dato llamativo es que, según la página web de la Junta, no estoy afiliado a ningún partido.

Por un día fui candidato a concejal sin estar afiliado, sin haber firmado ningún papel, sin ir a ninguna reunión ni conocer a mis compañeros de lista.

El 13 de agosto son las PASO. Si entrás al cuarto oscuro y ves tu nombre en una lista, no te asustes: puede ser un simple “error de tipeo”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate