En medio del debate público por la inminente votación del proyecto de despenalización del aborto en el Senado, un médico fue detenido el martes en su consultorio privado de Tandil mientras le interrumpía el embarazo a una mujer, una práctica aún prohibida por la ley. Se trata de Germán Cardoso, capturado tras la denuncia de una agrupación "pro vida".

El allanamiento ocurrió el martes al mediodía en la clínica privada "Cirugía Menor Ambulatoria Tandil" (Cimet), ubicada en 4 de Abril 1188. Allí, Cardoso realiza entre 30 y 50 abortos por mes. El también conocido como “Doctor Aborto” se jacta de haber realizado más de 2.000 abortos por los que cobra hasta 1.000 dólares.

Según trascendió, un grupo de personas que se oponen a la legalización del aborto y suele juntarse a rezar en la puerta del consultorio vieron ingresar a una mujer con intenciones de interrumpir su embarazo. Como no pudieron convencerla de que se arrepintiera, llamaron al servicio de emergencias.

La Policía acudió al llamado, allanó la clínica y encontró -todavía sedada- a la joven, quien fue llevada al Hospital Ramón Santamarina. Quedó internada en el área de ginecología, lúcida y estable. Al parecer, el aborto fue realizado con éxito.

El fiscal a cargo de la causa, Damián Borean, ordenó entonces la captura del Doctor Aborto, quien ya había sido detenido en 2011 por realizar abortos en Buenos Aires.Dos años después le abrieron una segunda causa por la misma razón, con mismo resultado: la absolución.

Comentá y expresate