En el segundo día de octubre, el dólar se mantuvo y cerró a 59,50 pesos para la venta al público en las sucursales del Banco Nación. En las casas de cambio de Mar del Plata también permaneció sin modificaciones, a 60,50 pesos para la venta. En el mercado mayorista ascendió unos 31 centavos, a 57,95 pesos. En lo que va de 2019 el tipo de cambio trepa un 53,7 por ciento.

El comienzo de octubre marca un tono con clara presión desde la demanda para el dólar en el circuito formal, equilibrada por las ventas de la banca oficial, y también por ingresos de divisas más fluidos por liquidación de exportaciones del agro.

La intención del Banco Central de mantener amarrado el tipo de cambio a tres semanas de las elecciones presidenciales , en torno a los 60 pesos al público, queda expuesta además por las rigurosas reglamentaciones sobre las operaciones con bonos y acciones para hacerse de divisas a través del mercado bursátil, según publicó Infobae.

Portfolio Personal Inversiones advirtió en las últimas ruedas una “fuerte participación del Banco Central desde temprano”, con “ventas en el contado y a futuro para contener el precio del dólar, que mantiene una tendencia alcista frente a la persistente demanda por cobertura”.

Las cotizaciones bursátiles registraban alzas por el ascenso de los precios en pesos de las acciones argentinas, en una jornada negativa para las bolsas internacionales. El “contado con liquidación” gana 0,5%, a 67,12 pesos, con lo que amplía la brecha con el dólar mayorista a 15,8 por ciento. Por la mañana, el “liqui” llegó a subir 2,4%, hasta los 68 pesos.

Desde Research for Traders coincidieron en que los precios en el mercado interbancario sostienen una moderada tendencia alcista “en medio de ventas oficiales en el spot y la presencia del BCRA en el mercado de futuros en el plazo más corto destinadas a estimular el desarme de posiciones y el ingreso desde el exterior”.

El Banco Central dispuso esta semana que las operaciones de compra y venta de dólares a través de títulos públicos deberán estar inmovilizadas durante cinco días, en un nuevo intento para desalentar este mecanismo que permite legalmente fugar divisas.

De esta manera, la entidad que preside Guido Sandleris sigue ajustando el nuevo “cepo”, para evitar la salida de dólares del país que afectan el volumen de reservas que sólo en septiembre cayeron casi 5.400 millones de dólares.

El resultado electoral, que posicionó al candidato Alberto Fernández, del Frente de Todos, como el aspirante con mayores posibilidades de ganar las presidenciales del 27 de octubre, fue devastador para las cuentas del BCRA, con una pérdida de reservas internacionales del orden de los USD 17.823 millones, un 26,9%, para quedar este martes en USD 48.486 millones y regresar a un mínimo desde el 29 de octubre pasado.

En nueve meses de 2019 la caída de reservas alcanza los USD 17.310 millones (-26,3%), desde los USD 65.796 millones en que cerraron el año pasado.

Comentá y expresate