El dólar volvió a mostrar un alza moderada en las pizarras tras una racha de estabilización de la rueda cambiaria desde el 3 de septiembre pasado. En las sucursales del Banco Nación el billete verde ganó 50 centavos y operó a 59 pesos para la venta al público.

En tanto, la suba no alteró el mercado de las casas de cambio de Mar del Plata,que mantuvieron el valor a 60 pesos para la venta, cifra que se sostiene desde el pasado 19 de septiembre.

Por otro lado, en el promedio de bancos se ofreció a 59,51 pesos y en la plaza mayorista avanzó 15 centavos, a 57,20 pesos.

“Sin intervenciones de bancos oficiales, el volumen operado continúa en niveles relativamente bajos”, señaló un informe de Portfolio Personal Inversiones.

En las cotizaciones alternativas que surgen de la operatoria bursátil, el billete recorta posiciones, a $64,16 en el “contado con liquidación”, que es el valor que resulta del cociente entre los precios en pesos de las acciones argentinas y en dólares de los ADR negociados en el exterior.

El dólar MEP, derivado de la cotización en pesos de los bonos soberanos y el precio en dólares del mismo título, cede a 62,30 pesos, según publicó Infobae. En el reducido mercado paralelo, el dólar “blue” se transa con incremento de 25 centavos, a 62 pesos.

Luego de la victoria electoral del opositor Frente de Todos en las elecciones del 11 de agosto la salida de divisas del sistema financiero local fue constante.

Las reservas internacionales del Banco Central contabilizaron este miércoles USD 49.310 millones, el monto más bajo del año y un 25,6% inferior a los USD 66.309 millones del 9 de agosto pasado. En poco menos de siete semanas desde las PASO la pérdida de activos en las arcas del Central sumó casi USD 17.000 millones, para regresar a un mínimo desde el 29 de octubre pasado.

David Lipton, director interino del Fondo Monetario Internacional (FMI), afirmó que el programa financiero de Argentina con el organismo estará en suspenso probablemente hasta después de la asunción del nuevo gobierno.

La postergación de esta inyección de USD 5.400 millones, prevista para ser incorporadas a las reservas en septiembre, pone en un equilibrio más frágil el margen de divisas para el cumplimiento de los pagos de deuda, a falta de la ejecución de este tramo del acuerdo stand by con el FMI.

Las negociaciones entre la Argentina y el Fondo continuarán entre el 14 y el 20 de octubre, cuando viajará nuevamente a EEUU una delegación del Ministerio de Hacienda para reanudar las tratativas.

En lo inmediato, el aporte de divisas por el importante superávit comercial aporta un cierto alivio para el frente externo. “El ajuste del sector externo, una de las principales causas de la primera corrida que sufrió la administración Macri, ya está teniendo lugar. En este sentido, proyectamos que el superávit comercial cerraría este año en la zona de los USD 13.000 millones”, puntualizó Ecolatina.

Los depósitos en dólares del sector privado en efectivo acusaron un descenso de 33,5% a partir de las PASO o USD 10.882 millones, para sumar el pasado 23 de septiembre los USD 21.617 millones, el monto más bajo desde diciembre de 2016.

Cerca de la mitad de los depósitos en dólares se contabilizan como reservas en concepto de encajes, por cuanto su retroceso también afectó al nivel de activos brutos del Central.

Comentá y expresate