Jésica Gopar, mujer del submarinista desaparecido Fernando Santilli, exhibió todo su dolor este mediodía al salir de la Base Naval, donde los familiares de los 44 tripulantes del Submarino ARA San Juan recibieron la noticia de que se registró una explosión en la zona donde navegaba el buque buscado: "Me quede viuda con un hijo de 11 meses", dijo entre lágrimas.

Santilli es el electricista y cabo primero del ARA San Juan, del que no hay novedades desde el miércoles de la semana pasada. Pese a que la Armada no confirmó la muerte de los tripulantes del buque, Godar ya lamenta su pérdida. "No se qué voy a hacer, no van a volver nunca más", indicó.

Y agregó: "No nos dieron información. Hace 15 años que estamos en Mar del Plata, él amaba su profesión, no puedo sacar conjeturas, es el primer día que vengo a la base y me entero que estoy viuda".

Además, cuestionó a los responsables de lo ocurrido. "Ahora no me va a servir una placa que recuerde a mi marido. Jamás había tenido un incidente, nunca tuvo un inconveniente", concluyó antes de ser retirada por otros familiares de los tripulantes presentes.

mujer 2.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate