La situación de Olavarría se torna cada vez más comprometida y preocupante desde que se inició una cadena de contagios de coronavirus, hace poco más de una semana. Este sábado la cifra de casos confirmados llegó a 96, mientras se espera por resultados de otros 31 pacientes con síntomas.

La mayor preocupación de las autoridades sanitarias locales y provinciales es que, a diferencia de lo que ocurrió en Necochea, se desconoce el eslabón inicial. No está claro quién ingresó el virus al distrito y si fue un único canal.

Lo cierto es que, justo cuando el municipio estaba presto y con reclamos para ingresar a Fase 5 en la flexibilización de la cuarentena, aparecieron los primeros casos. Y día a día su multiplicación para llegar a casi un centenar. Los últimos cinco se confirmaron ayer.

olavarría placa.png

Frente a este escenario, que generó enorme preocupación en el gobierno bonaerense, desde La Plata se dispuso enviar a Olavarría un equipo del plan Detectar, que delimita zonas de riesgo de contagio e inicia puerta a puerta la búsqueda de posibles infectados.

Están aquí desde el viernes con trabajo en barrios, en particular zonas muy humildes donde el virus parece haber circulado con extrema facilidad a partir del modo de vida de esos habitantes y la poca predisposición a cuidar las recomendaciones de cuidado sanitario.

En el segundo día del operativo se detectaron los 31 casos sospechosos, todos en el barrio Villa Magdalena. La tarea continuará este domingo en el barrio Matadero, donde se cree que también puede haber un foco importante de contagio.

Comentá y expresate