Los vecinos de la localidad bonaerense de Villa Bonich, en el partido de San Martín, se despertaron con un impactante hallazgo. Dentro de un auto estacionado, había dos cuerpos ensangrentados y una pistola 9 milímetros. Una de las víctimas es un oficial trans de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Los pesquisas sospechan que se habría tratado de un suceso con aristas pasionales.

De acuerdo a lo que pudo averiguar Crónica, el hecho se descubrió durante la mañana de este lunes en el cruce de las calles Parodi entre Rondeau y Avellaneda, en el mencionado distrito del noroeste del conurbano.

Los vecinos contaron que “dentro de un Fiat Palio gris, patente JBF 815, había dos cuerpos, al parecer, de una pareja. Ambos estaban ensangrentados y se observaba dentro del coche una pistola”. Según se supo, del lado del conductor estaba el policía subayudante Raúl Alberto Molina Dolezal que se hizo mujer identificándose como Patricia Aylén Molina Dolezal. Este uniformado trans es numerario de la seccional 1a. de San Martín y lleva el legajo 180.951.

De acompañante estaba Victoria Fabro, de 22 años. Ambos presentaban heridas de arma de fuego a la altura de la sien.

Alertado el personal de la comisaría 1ª de San Martín, varios efectivos se hicieron presentes en el lugar junto con personal sanitario, que trasladó los cuerpos al Hospital Castex. Al ingresar, los médicos constataron que el estado de ambas era desesperante y quedaron internados en el establecimiento.

Fuentes policiales confirmaron que no se observó violencia externa en el vehículo que diera para pensar en un asalto y que los seguros de las puertas estaban cerrados. Todo indica que hubo una pelea entre la pareja y el suceso terminó en un sangriento drama pasional. Los uniformados hallaron dentro del Palio una pistola Browning calibre 22 con un cartucho en recámara y cinco en almacén cargador.

Comentá y expresate