Con las tensiones crecientes en el Frente de Todos y un escenario abierto para el próximo año y casi medio de mandato, la oposición analiza el contexto y ve las posibilidades. En ese sentido, el ex presidente Mauricio Macri y Elisa Carrió se reunieron para dialogar sobre varias cuestiones. En el encuentro también estuvo presente el diputado Hernán Lombardi.

Se trata del primer encuentro personal que mantienen luego de algunas tensiones que surgieron entre los dos por las críticas de Elisa Carrió a Macri por su foto con el ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Según trascendió, hablaron sobre la preocupación que despierta el agravamiento de la situación macroeconómica y sobre los riesgos de que incluso empeore, por lo que coincidieron en que deberían suspenderse los eventuales lanzamientos preelectorales de algunos candidatos de Juntos por el Cambio.

Lo que se supo es que ambos coincidieron en una frase: "Nos van a hacer chocar contra la pared", refiriéndose a las idas y vueltas del Gobierno para nombrar a un ministro de Economía y al avance de la injerencia de Cristina Fernández de Kirchner desde la renuncia de Martín Guzmán.

image.png
Mauricio Macri y Elisa Carrió.

Mauricio Macri y Elisa Carrió.

Incluso sospechan de que hay una relación entre las intenciones de la Vicepresidenta de afianzarse con nombres en el Gabinete y las complicaciones que le traerían las causas que la investigan.

En su reunión también dialogaron sobre la polémica entre Macri y el presidente de la UCR, Gerardo Morales luego de los dichos del ex mandatario sobre Hipólito Yrigoyen. Carrió podría mediar entre ambos y se especula con una reunión cumbre entre los tres, aunque no hay nada confirmado por el momento.

Esta semana los titulares de los partidos de Juntos por el Cambio realizarán una reunión por videoconferencia para intercambiar opiniones sobre la etapa que se abre con el arribo de Silvina Batakis al Ministerio de Economía.

Algo que quieren dejar claro es que prefieren mantener una oposición con perfil bajo, para no colaborar con la alteración del clima político-económico. "No queremos que nos echen la culpa de que todo se fue al diablo por culpa de algo que hayamos dicho nosotros", dicen desde la oposición.

Muchos miembros de la oposición, como Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, reclamaron al Gobierno la "falta de un plan", aunque deciden mantenerse cautos con sus palabras.

En este contexto de incertidumbres políticas, Mauricio Macri prefirió mantenerse al margen sobre la renuncia de Martín Guzmán, la designación de Silvina Batakis y sobre la tensa relación entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate