Por decreto, el intendente Carlos Arroyo otorgó un aumento de 14 por ciento a los trabajadores municipales al mes de diciembre, con impacto en el aguinaldo. Lo hizo sin dar por cerrada la paritaria y en medio de la retención de tareas que los municipales llevan adelante desde hace más de tres semanas.

"Con esta medida se pretende poner fin a la actitud dilatoria de los dirigentes sindicales en concluir las tratativas de las negociaciones paritarias al no acordar, de momento, ningún incremento salarial en beneficio de los trabajadores municipales, a quienes se les ha otorgado durante el periodo 2018 y hasta la fecha el 18% de aumento", sostuvo el Gobierno en un comunicado.

"Esta decisión del Ejecutivo no cierra la discusión paritaria, dando de esta forma una nueva muestra de voluntad que se corresponde con las ocho propuestas realizadas desde el mes de octubre próximo pasado hasta el momento", señalaron.

Ayer, el Ejecutivo ofreció una suba salarial de 14% para completar un 32% en 2018, dividido en dos partes: un 12% en octubre y un 2% en diciembre. Además, propuso convocar a una mesa técnica para tratar la situación de los docentes municipales y para discutir el convenio colectivo de trabajo. "En caso de que el STM acepte la propuesta realizada en el día de ayer en La Plata se dará cumplimiento a todos los puntos allí ofrecidos", agregaron.

A su vez, pidió al Sindicato de Trabajadores Municipales que "cumpla el reiterado pedido del Ministerio de Trabajo para que cese con la retención de tareas por tiempo indeterminado que vienen realizando desde el 11 de diciembre a fin de garantizar el normal funcionamiento del municipio y todas sus áreas en beneficio de toda la ciudadanía".

Comentá y expresate