Durante la última semana en particular se escucharon las denuncias de sectores que resisten la extensión y condiciones de la cuarentena impuesta por el gobierno nacional. El argumento es que restringe libertades individuales y también alterna el normal desarrollo de actividades, entre ellas la del propio servicio de salud que está enfocado a controlar la expansión de casos de coronavirus.

Las advertencias lanzadas por voces públicas, varias de ellas muy reconocido y de peso en ámbitos intelectuales y científicos, parecen dar en el blanco con casos como el que le tocó vivir al actor Marcelo Mazzarello, por estos días ahogado en un gran drama familiar.

Embed

En las últimas horas, poco después de que confirmara el fallecimiento de su padre, no vaciló en denunciar que en el país existe una “dictadura sanitaria” y la fundamentó en las dificultades que muestran los servicios de atención médica ante cuadros que no estén relacionadas con coronavirus.

"La pandemia se volvió una excusa para abandonar pacientes que no tengan Covid-19"., acusó, sin medias tintas. Y explicó que esas víctimas que quedan sin la debida atención “”son los muertos que no figuran en las estadísticas. Son los muertos de la dictadura sanitaria ".

Embed

Hizo estas denuncias dos días después del fallecimiento de su papá. Recordó vía Twitter que estaba “deshidratado, desnutrido y sobremedicado” al salir de la clínica donde esta siendo atendido.

En otro mensaje reflejó su sentimiento para con su padre: “Hasta siempre viejo amado de mi corazón. Guerrero amoroso y cómplice que me enseñaste cómo enfrentar la vida hasta el último suspiro", escribió.

Este tipo de situaciones había sido mencionada como una de las posibles consecuencias de un sistema de salud pública y privada que tiene como prioridad atender, prevenir y resolver todo caso posible de coronavirus, enfermedad que genera hasta más de 20 muertes por día en el país.

Comentá y expresate