Los observadores de estrellas que miraban el cielo nocturno del cabo de Sunio de Grecia, al sur de Atenas, pudieron disfrutar de un espectáculo asombroso. Según publicó TN, una gran superluna se levantó detrás de las ruinas del antiguo templo de Poseidón, ubicado en lo alto de un acantilado sobre el mar, y rodeó las columnas de mármol.

Comentá y expresate