Víctor Alderete, el ex titular del PAMI durante el menemismo, cumplirá en prisión domiciliaria la condena de tres años y medio de prisión por hechos de corrupción durante su paso por la función pública.

Según publicó Infobae, la decisión la tomó este jueves el Tribunal Oral Federal 6 por la edad de Alderete –tiene 86 años– y luego de que la fiscal Gabriela Baigún pidiera la semana pasada su detención tras la confirmación definitiva de su condena, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Entre otras medidas para el arresto domiciliario, Alderete tendrá una pulsera electrónica. Y el tribunal le puso otras restricciones que deberá cumplir para que la detención en su casa no sea revocada: deberá pedir autorización con 48 horas de antelación para salir de su domicilio –por ejemplo, para estudios médicos–, solo podrá recibir visitas de su “grupo familiar íntimo” y de su defensa y deberá “abstenerse de realizar actividades que sean incompatibles con su situación de detención domiciliaria”.

Alderete fue citado para mañana a las 11 en los tribunales de Comodoro Py para notificarse personalmente de la decisión e informarse de las obligaciones que deberá cumplir. La detención será en su domicilio de la calle Quintana al 300, en la ciudad de Buenos Aires.

Ex titular del PAMI entre 1997 y 1999, Alderete fue condenado en 2015 en un juicio abreviado luego de aceptar su culpabilidad. Acordó una condena de tres años y medio de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el delito de defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública.

Fue condenado por hechos de hace 20 años: por el pago de sobreprecios para la impresión del libro Pami, una transformación necesaria, por la compra de 40 mil libros y por pagarle 400 mil dólares a una empresa por servicios que nunca dio.

Primero la Cámara Federal de Casación Penal y la semana pasada la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmaron la condena y así la pena quedó firme y en condiciones de cumplirse ya que no hay más instancias de apelación. Con esa decisión, la fiscal Baigún pidió su detención. La defensa de Alderete ya había pedido la prisión domiciliaria por su edad y por su estado de salud.

“Habremos de valorar de manera positiva, que durante los años que demandó el trámite del proceso, el condenado Alderete, siempre estuvo a derecho, presentándose a las diversas citaciones cursadas tanto por el juzgado instructor como por este Tribunal”, señalaron los jueces Julio Panelo, Fernando Canero y José Martínez Sobrino.

También resaltaron que “el condenado se encuentra residiendo desde hace más de diez años en el mismo domicilio, lo cual ha sido verificado por la Licenciada en Trabajo Social actuante”. El tribunal tuvo en cuenta que la ley establece que se puede acceder a la prisión domiciliaria a partir de los 70 años.

Por los mismos hechos también fueron condenados cinco ex integrantes del directivo del PAMI – Domingo Petrecca, Eduardo Polermann, María Maina, Santiago Tomaghelli y Dora Terrón– y dos ex síndicos –Carlos Morán y Fernando Dapero– a penas de entre dos y un año y ocho meses de prisión y a devolver 96.000 y 400 mil pesos al Estado. Pero ninguno de ellos irá a prisión porque las penas son en suspenso.

Alderete ya había estado preso cuando las causas se investigaban. Fue detenido en julio del 2000 por orden del entonces juez federal Adolfo Bagnasco hasta que un año y tres meses después fue liberado por decisión de la Cámara Federal.

Comentá y expresate