Rodrigo Cunqueiro nació en Balcarce pero se gana la vida en Mar del Plata haciendo lo que más le gusta. Fanático de Maradona, se inspiró en los videos en los que Diego hacía jueguitos hasta con pelotas de golf y hoy la "rompe" en el semáforo de Colón e Yrigoyen.

"Comencé viajando por el Norte. Conocí gente que hacía malabares y comencé por verlo a Maradona con pelotitas de tenis y de fútbol. Después me metí en el mundo del malabar y hago freestyle", le dijo a Telediario.

Rodrigo vive de hacer jueguitos y malabares. Y, según contó, tiene mucha dedicación. "Aprovecho que puedo vivir de esto y dejo mi vida. Lo hago seis veces por semana. Me levanto a las 6 de la mañana, estiro una hora y estoy cuatro horas en el semáforo, porque ya no me da más el físico", indicó.

Asimismo, Rodrigo contó cuánto recauda en su horario laboral: "En cuatro horas hago 2 mil pesos. Llego a los 2 mil pesos y me voy. Con esa plata voy viviendo. Después, intento agarrar eventos", indicó.

"Esto es un sueño. He trabajado en frigoríficos, en otras industrias. Me di cuenta que no era lo mío, a veces volvía llorando. Esto sí es lo mío y no quiero dejar pasar el tren. Un sueño sería estar haciendo malabares en un entretiempo en el mundial de Qatar", confesó Rodrigo.

A dos días del aniversario del nacimiento del Diez, Rodrigo explicó lo que representa Diego para su vida: "Maradona significó todo. Crecí con mi viejo, amándolo. Yo soy del 83, no tengo recuerdos del Mundial 86 pero vi videos. Como hoy el espejo de los chicos es Messi, para mi fue Maradona", concluyó.

Comentá y expresate