Pagella aclaró que no tramitó ninguna licencia para un familiar como declaró Belmonte, ya que aseguró que su padre falleció hace 21 años y sus cinco hijos “no tienen licencia”.

Avanza el juicio contra la banda que vendió más de 15 mil registros de conducir ilegales, según estimaron fuentes judiciales. Por día, la organización tramitaba entre 50 y 70 carnets apócrifos y cada integrante de la asociación ilícita facturaba -en promedio- hasta 17 mil pesos por semana.

Comentá y expresate