El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional -FMI- se reúne este viernes para analizar los números de la economía argentina y aprobar un nuevo desembolso de 10.870 millones de dólares que llegarían en los próximos días al Tesoro.

El board está formado por los directores ejecutivos de los países miembros, aunque pesa más el voto de las economías grandes como Estados Unidos. Ellos evaluarán el llamado staff report, el informe técnico que redactó el economista italiano Roberto Cardarelli, jefe de la misión que realizó la última visita a nuestro país para revisar la marcha del programa stand by firmado con el organismo.

La reunión será por la mañana y los directores podrán hacer preguntas específicas a los técnicos. Esta sería la tercera vez que se revisan los números y se descuenta que el informe será aprobado sin problemas, lo que daría luz verde al tercer desembolso, originalmente previsto para marzo, de 10.870 millones de dólares.

Con este dinero ya casi se alcanza la mitad de lo previsto en el acuerdo de 57.600 millones. El FMI otorgaría hasta diciembre, cuando se vence el mandato del presidente Mauricio Macri, 51.200 millones, publicó Clarín.

Hace ya unos días, Cardarelli emitió un comunicado que dio los primeros indicios de lo que había hallado en febrero en Buenos Aires, donde se reunió con funcionarios de Economía y del Banco Central, pero también con empresarios, sindicalistas y representantes de la oposición como Axel Kicillof, Juan Manuel Urtubey y Roberto Lavagna.

Cardarelli dijo entonces que “la actividad económica ha sido débil, pero hay buenas perspectivas para una recuperación gradual” y que se necesitaban “más restricciones” en el gasto gubernamental, producto de la débil recaudación impositiva.

Seguramente en el staff report incluiría que a partir de abril el Tesoro venderá 9.600 millones de dólares hasta fin de año, en licitaciones diarias de 60 millones, una medida que conversó el ministro Nicolás Dujovne cuando se reunió con Christine Lagarde en Washington hace un par de semanas. Esta medida servirá al Gobierno para frenar las tensiones del dólar en un año electoral, consignó Clarín.

Comentá y expresate