El pasado martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó su informe " Perspectivas Económicas Globales", en el que pronostica el crecimiento económico mundial durante los próximos dos años. Pero además, hizo un pedido especial a un país, a El Salvador, para que elimine a la principal criptomoneda, Bitcoin, como moneda de curso legal por los "graves riesgos" que implica para el mercado y la estabilidad financiera.

El organismo también mostró su preocupación por la emisión de bonos respaldados por la criptomoneda.

Las primeras semanas del año fueron turbulentas para el Bitcoin, que sufrió fuertes caídas de manera consecutiva. Según indicó la revista Forbes, su valor en el mercado combinado de criptomonedas ha descendido en 1.500 millones de dólares desde noviembre. En caso de que la criptomoneda continúe a la baja, El Salvador, país pionero en aceptar al Bitcoin como moneda de curso legal, podría tener serios problemas.

El FMI le hizo saber sobre estos riesgos al gobierno de Nayib Bukele, e instó a eliminar al activo digital como moneda de curso legal, así como también pidió una regulación estricta del monedero electrónico que maneja este tipo de monedas.

"La adopción de una criptomoneda como moneda de curso legal implica graves riesgos para la integridad financiera y del mercado, la estabilidad financiera y la protección del consumidor y puede ocasionar pasivos fiscales contingentes", advirtió el organismo, que también mostró preocupación “por la emisión de bonos respaldados por bitcoin “.

Aumento de la deuda

El ministro de Hacienda salvadoreño, Alejandro Zelaya, anunció recientemente que su país comenzará a emitir bonos Bitcoin entre febrero y marzo. La emisión total de bonos en Bitcoin tendría un valor de 1.000 millones de dólares. Con esta operación esperan llamar la atención de los inversores y poder iniciar la construcción de la ciudad llamada "Bitcoin City", que fue presentada por Nayib Bukele el pasado 21 de noviembre.

image.png
Nayib Bukele, presidente de El Salvador.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador.

El FMI ve que esta operación implica un riesgo muy alto y advirtió que con los niveles actuales de gasto de la deuda, la deuda pública de El Salvador podría aumentar hasta cerca del 96% del PIB en 2026. El organismo dijo que se trataría de una "trayectoria insostenible".

Además, el directorio ejecutivo del FMI señaló que la pandemia agudizó "las vulnerabilidades fiscales" de El Salvador y que se requieren "acciones inmediatas".

"La pandemia interrumpió diez años de crecimiento, pero El Salvador se está recuperando con rapidez. Una demanda externa vigorosa, remesas resilientes y la sólida gestión de la pandemia -con la ayuda de un desembolso en el marco del Instrumento de Financiamiento Rápido aprobado en abril de 2020- están respaldando una rápida reactivación", señalaron.

La curiosa respuesta de Bukele

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, sorprendió en las redes contestando al FMI con un chiste (aunque no es la primera vez que usa sus redes para contestar irónicamente). A través de su cuenta de Twitter publicó un gif en el que, utilizando imágenes de Los Simpsons, desestima el mensaje del Fondo Monetario: "Sí, ya te vi FMI, muy bonito", dice el mensaje, mientras se mantiene cerca de la figura del Bitcoin.

https://twitter.com/nayibbukele/status/1486162932224479235

A pesar de estas advertencias y pedidos, el Fondo mostró su apoyo al gobierno de Nayib Bukele por sus esfuerzos de reducir la burocracia, el costo de la energía, la promoción de la inversión en infraestructura, su intención de controlar el gasto social y de disminuir la delincuencia.

Sin embargo, Bukele es muy criticado por su forma de intentar reducir la violencia en el país centroamericano, ya que se multiplicó la presencia militar en las calles y se negoció con las pandillas, a pesar de que el presidente prometió no hacerlo. Además, diversas asociaciones de derechos humanos critican el trato que los presos reciben en las cárceles.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate