Desde el bloque de concejales de Frente de Todos se insistió en la pronta aplicación de los testeos rápidos para cocineras populares, responsables de espacios de asistencia alimentaria donde ya se dieron algunos casos de contagios de coronavirus.

Se trata de una iniciativa presentada por el concejal Roberto Gandolfi y busca apurar tiempos en estos controles para garantizar condiciones sanitarias óptimas y seguras allí donde miles de familia reciben sus viandas.

El planteo de la bancada es que el Municipio empiece a realizar los testeos "cuanto antes". La iniciativa está dirigida a personas que sostienen comedores y merenderos barriales. "Esta modificación permite acelerar el plazo de entrega de resultado, evitando que una cocina popular que garantiza la asistencia alimentaria de -en promedio- 200 personas de la zona, deba interrumpir su misión solidaria durante muchos días de forma innecesaria, por la postergación en la entrega de un resultado negativo", describió Gandolfi.

El mismo principio se extiende a las trabajadoras Comunitarias de Salud de los Comité Barriales de Emergencia (CBE) del distrito, atento la lógica necesidad de evitar la propagación de nuevos contagios y el cierre de los locales afectados a tales actividades imprescindibles de contención social.

"Necesitamos que el Municipio aplique cuanto antes esta Comunicación que ya fue aprobada, porque es una medida fundamental para reforzar los cuidados de quienes hoy garantizan el alimento de nuestras vecinas y vecinos", agregó el edil.

En caso de comenzar, los hisopados se realizarán cuando corresponda por evaluación epidemiológica (sintomatología o contactos estrechos) y, atendiendo a las particularidades del sector, no se les cobrará.

Comentá y expresate