La Secretaría de Vivienda de la Nación confirmó que los bancos ya firmaron el convenio de congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios UVA para que los tomadores paguen el mismo monto que en agosto durante los próximos cuatro meses. Con esta medida, el Gobierno busca morigerar el impacto de la inflación tras la devaluación del dólar.

"Queremos que llevar tranquilidad a las familias, ya firmamos el convenio con todas las entidades bancarias para que se ajusten a la medida", destacó el secretario de Vivienda Iván Kerr.

Ayer firmó el convenio Banco Provincia, con lo cual se completó la lista que incluye también al Banco Nación, Ciudad, Hipotecario, BBVA, Credicoop, Galicia, Itaú, Macro, Patagonia, Santander, Supervielle, HSBC, ICBC, Banco de la Provincia de Córdoba, Banco de Tierra del Fuego, Banco de Tucumán, Banco de San Juan, Banco de Entre Ríos, Banco de Santa Fe, Banco de Santiago del Estero y Banco Metrópolis.

"Todos ellos firmaron el compromiso y se adhieren al congelamiento de la cuota. Luego quedará en cada uno ajustar la operatoria", explicaron desde la cartera a cargo de Rogelio Frigerio, y dijeron que los fondos para la cobertura o compensación extraordinaria para que se mantengan las cuotas ascenderían a entre 600 y 800 millones de pesos y provendrán de las arcas de la Secretaría de Vivienda.

"El Presidente Mauricio Macri nos pidió elaborar rápidamente una serie de medidas para acompañar el esfuerzo de las familias y mitigar el efecto de la devaluación producida luego del resultado de las PASO del 11 de agosto. Ante esta situación, anunciamos junto al ministro del Interior Rogelio Frigerio que el Gobierno Nacional, a través de la Secretaria de Vivienda, aporte los fondos para que las cuotas que pagan las familias con créditos hipotecarios UVA no aumenten entre agosto y diciembre de este año, es decir que abonarán el mismo valor durante los meses comprendidos", afirmó Kerr.

"Sabemos que muchas familias han pasado de la alegría por alcanzar el sueño de la casa propia a la preocupación por la incertidumbre que generan estas situaciones. Pero queremos que llevar tranquilidad a las familias, ya firmamos el convenio con todos las entidades bancarias para que se ajusten a la medida", agregó.

El beneficio alcanzará a aquellos que accedieron a su única vivienda y cuyo valor de compra haya sido inferior a las 140.000 UVA al momento del otorgamiento del crédito.

De acuerdo a los registros abarcará a más de 90.000 familias, que incluyen a las 33.000 que accedieron al Procrear y a otras 60.000 que accedieron a su única vivienda (con un valor al momento de compra menor a las 140.000 UVA).

Según estiman en la Secretaría de Vivienda, la iniciativa alcanzará a aproximadamente al 80% de los tomadores de créditos de este tipo.

La preocupación de los deudores es que pasará luego de diciembre. Según anticiparon fuentes de la secretaría a Infobae, el Gobierno está trabajando sobre un proyecto de ley para que la actualización de las cuotas de los créditos se haga en base al índice de variación de salarios (CVS) u otro similar en lugar de tomar la variación de la inflación que mide el Indec.

"Es uno de los temas que se está trabajando", dijeron. La idea es que este cambio en la modalidad de actualización para las cuotas de estos créditos sea "definitivo" y que el proyecto sea presentado en el Congreso.

Sin embargo, la idea es que esto no implique un cambio en los contratos actuales que ya tienen los deudores, sino que se podría crear un fondo para compensar a los bancos. De esta forma, no se afectaría el flujo de los contratos que ya están vigentes.

Comentá y expresate