La gobernadora María Eugenia Vidal se llevó este jueves de la Casa Rosada el compromiso del Gobierno de que la provincia no perderá ni un solo peso que obtuvo con el Fondo del Conurbano y que por efecto de la devaluación del peso y la suba del dólar se redujo unos 19.000 millones de pesos.

Obras hídricas y viales, todas de gran necesidad para el principal distrito del país, son parte de la negociación que protagonizaron Vidal; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; su segundo, Rodrigo Pena; el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, y el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza.

Las obras, en principio, serán elegidas por el gobierno provincial y también se evaluará la posibilidad de compensar parte de la deuda que la provincia mantiene con la Nación. Esto sorprendió en La Plata; es que desde la administración bonaerense aseguraron que no tienen déficit con el Estado nacional. El foco estará puesto principalmente en el conurbano. El dato no es menor ya que en octubre Vidal irá por la reelección.

"Fue un muy buen almuerzo porque se reconoció el reclamo del Fondo del Conurbano y también se dijo que no se va a resolver este año. Hay un compromiso para compensar esos $19.000 millones el año que viene. Pero no va a ser con un pago, vamos a tener que trabajar para ver cómo llegar a esa suma", reconocieron fuentes cercanas a la mandataria bonaerense a La Nación.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate