El Ministerio de Hacienda mandó al Congreso el avance del proyecto de Presupuesto 2020, en el que estima que la economía crecerá 3,5% el año próximo, apalancado por la inversión y las exportaciones, aunque también jugará un rol clave el consumo, según estima el Gobierno.

El equipo económico también hace referencia a la desaceleración de la inflación que se viene registrando desde los últimos meses, pero no se anima a proyectar cuál será la suba de precios del año próximo. Sólo hace referencia a que el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) estima para diciembre del 2020 un 26,1%, aunque fuentes oficiales remarcaron ante Infobae que la expectativa inflacionaria prevista para ese año será menor a ese número.

Para este 2019, el planteo es el mismo, es decir, un alza de precios algo más baja que la estimada por los privados (40,3%). El Gobierno espera llegar en noviembre a una inflación mensual del 2,1%.

Tampoco el documento prevé el nivel de tipo de cambio, que está muy atado al ruido político previo a las elecciones. "No podemos saber cuánto va a ser la inflación y el tipo de cambio el año que viene. Para septiembre -cuando deban presentar el proyecto de Presupuesto- vamos a tener un panorama más claro", dijo una fuente de Economía.

Según publicó Infobae, de acuerdo con el texto enviado hoy el Congreso, el Gobierno proyecta una caída de la actividad económica en torno al 0,8% para 2019, "consistente con una recuperación secuencial desde el cuarto trimestre de 2018 y que revierte parcialmente el arrastre negativo". "La recuperación está liderada por las exportaciones, que continúan mostrando un crecimiento sostenido, reflejando la estrategia de integración al mundo".

En este sentido, la reversión de la sequía –que permitió alcanzar una cosecha récord en 2018/19– "dará un impulso adicional sobre las exportaciones que se suma al efecto positivo derivado del nivel de tipo de cambio más competitivo", remarca el documento. Para el cuarto trimestre del año, Hacienda estima un crecimiento en torno al 3%.

Los datos de la actividad económica del primer trimestre del año muestran que se desaceleró la caída respecto del último registro del último trimestre de 2018, tanto en términos interanuales como desestacionalizados. Y los datos anticipados de actividad económica para el mes de abril refuerzan los pronósticos positivos. El Gobierno remarcó que los datos de la actividad industrial comienzan a mostrar un repunte, así como también los de construcción. Y la recuperación del sector agrícola, luego de caer 31% interanual en el segundo trimestre de 2018, también contribuye a este escenario, ya que en los primeros tres meses de 2019 registra un crecimiento de 8% interanual, según el EMAE.

Respecto del 2020, la dinámica positiva que se registrará por la inversión, las exportaciones y el consumo privado será parcialmente compensada por la recuperación de las importaciones y por la reducción del consumo público previsto para alcanzar el superávit primario.

En cuanto al sector externo, en 2019 las exportaciones de Productos primarios y Manufacturas de origen agropecuario crecerían 26,1% y 8,3% interanual, respectivamente, por el impacto de la cosecha récord.

"Proyectamos que las exportaciones crezcan alrededor de 10% en 2019 y 7% en 2020. De esta forma se cerraría un lustro de crecimiento sostenido en las ventas externas, hecho que no sucedía desde 2008 en pleno boom de precios de los commodities agropecuarios", remarcó Hacienda.

Respecto de las importaciones de bienes, tras haber registrado un crecimiento en 2017, cayeron en 2018 (-2,2% interanual), y en los primeros cuatro meses de 2019 se observa la profundización de esta tendencia, con una caída de las importaciones totales de 28,9% interanual. De acuerdo con las proyecciones, en lo que resta del año se espera una trayectoria decreciente hasta el tercer trimestre, con lo que las compras al exterior volverían a crecer los últimos meses del año.

Para 2019, las autoridades proyectan una reducción del déficit comercial por la cuenta servicios en aproximadamente USD 3.500 millones (de los USD 9.700 millones de 2018 a los USD 6.200 millones proyectados para 2019), producto principalmente de la mayor contracción de las importaciones (-14,4%).

En materia cambiaria, se remarca el cambio en la estrategia de intervenciones del Banco Central y se afirma que desde ese momento, el organismo no se ha visto en la necesidad de intervenir en el mercado y, aún así, el tipo de cambio se estabilizó y acumula una apreciación de 7% desde el 26 de abril.

"Al mismo tiempo, la volatilidad se redujo significativamente, incluso en un contexto financiero internacional que se muestra incierto por las controversias comerciales entre Estados Unidos y China. En este marco, la tasa de Leliq comenzó nuevamente a descender de forma gradual", se aclaró.

Comentá y expresate