martes 6 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
CABA

El Gobierno porteño denunció a los padres de los alumnos que tomaron escuelas

El Ministerio de Educación de CABA advirtió que los padres deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El gobierno porteño denunció penalmente a los adultos responsables de los jóvenes que organizaron y las tomas de colegios en la Ciudad de Buenos Aires, que comenzaron el viernes por la tarde en el Mariano Acosta de Balvanera. Por ahora, son siete secundarias las que están ocupadas por los estudiantes y en otras seis los chicos pasan la noche en el establecimiento. "Estamos denunciando penalmente a las familias que están autorizando e ingresando con sus hijos a las escuelas que se tomaron", afirmó la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña. "Hay menores de edad en un edificio público con adultos que desconocemos. Esto es responsabilidad de las familias que autorizan a sus hijos a estar ahí. En el 2018 hubo 40 familias que fueron procesadas en la Justicia porque esto es un delito", agregó Acuña.

image.png

Los padres de todos los alumnos que participan de las tomas serán demandados por consentir que sus hijos, menores de edad, ocupen un edificio público. Además, según informaron, deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares y en estas horas preparan una demanda civil para transferirles el costo correspondiente al pago de los sueldos a docentes y no docentes por cada día sin clases debido a la toma de la escuela.

Desde 2018, rige en las escuelas porteñas un “protocolo anti tomas” que transfiere la responsabilidad de las ocupaciones a las familias de los alumnos. En caso de que los alumnos ocupen una la escuela, los directores deben citar a los padres para que retiren a sus hijos de las instituciones. Si la familia está de acuerdo con la medida, debe hacerse cargo de los gastos que se desprendan por daños en los establecimientos. A su vez, ahora también son demandados por consentir que sus hijos tomen un edificio público y podrían tener que asumir el equivalente salarial de un día de trabajo de docentes y no docentes.

Una vez que inicia una toma, el rector tiene la obligación de contactar a todos los padres de los chicos que participan de la medida de fuerza para que acudan a retirarlos. En caso contrario, si se niega a pasar a buscarlo o incluso participa de la toma, queda registrado y se le da intervención al Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes y el gobierno porteño, a través de la Procuración General, denuncia penalmente a cada adulto.

En el caso del Mariano Acosta, que fue el primer colegio en definir la medida, ya fueron demandados 8 adultos que consintieron la participación de sus hijos en la toma. El centro de estudiantes de la escuela comenzó la toma del colegio el viernes por la tarde y denunció que en el transcurso del fin de semana le cortaron la luz. Hoy resolvieron que levantarán la ocupación mañana martes por la mañana, pero dormirán en el establecimiento para cerrar la protesta con un abrazo simbólico a la escuela.

image.png

Cuales son los colegios que permanecen tomados

Mariano Acosta, la Escuela Superior de Educación Artística, el Lengüitas, el Mariano Moreno, la Federico García Lorca, la Ernesto Padilla y el Liceo 5 Pascual Guaglianone. En tanto, las escuelas en las que los chicos pernoctan: el colegio Luis Pasteur, el Julio Cortázar, Lenguas Vivas, Escuela Claudia María Falcone, el Normal 8 Presidente Roca y la Juan Ramón Fernández.

Respecto a qué pasará con los días perdidos por la toma de colegios, la ministra de Educación de la ciudad aseguró que los chicos deberán recuperar esas jornadas. En el gobierno porteño creen que las tomas tienen total vinculación política, y que “están fogoneadas por el kirchnerismo y UTE”, el principal sindicato docente de la Ciudad.

La principales quejas de los alumnos

En general los estudiantes de los distintos establecimientos tomados de CABA piden por seguridad educativa, denuncian problemas de infraestructura, piden por mejoras en las condiciones edilicias, reportan fallas en las viandas alimentarias y un reclaman sobre un presunto sabotaje que dejó a una escuela sin luz.

Dejá tu comentario

Te puede interesar